May 17 2013

Vicente Ortíz. El mal de Tourette.Da comienzo el mágico y misterioso viaje por el mundo poético de Málaga. ¿Hasta donde llegaremos, qué recónditos lugares visitaremos, a quiénes conoceremos, qué bretes habremos de sortear...?  Roll up

Entrevista: Miguel Ángel Barba |Fotos e imágenes: la sonrisa imperfecta y facebook

Iniciamos aquí una cadena de entrevistas con las que pretendemos dar a conocer, tomar el pulso, insuflarnos de poesía y de poetas que están ayudando a que la atmósfera de Málaga sea más respirable, transitable, a veces incluso más incómoda, en lo positivo, en cuanto a que nos remueva de las poltronas de la sociedad acomodaticia que se está construyendo a nuestro alrededor y a la que estos malditos artistas no cesan de intentar desnudar a los ojos de todos.

Vicente ortíz.Vicente Ortiz es uno de ellos, el primero que llega a estas páginas, por avatares del azar no por causalidad alguna. Y a fe mia que sus palabras, cargadas de "sonrisas imperfectas, como gramos de belleza condensados en unas pocas palabras, despiertan conciencias y nos plantean visiones nuevas del mundo o la realidad”…

Aforo Libre: ¿Para qué "no sirve" la poesía?

Vicente Ortíz: No sé qué es la realidad, ni siquiera sé si existe, pero si la realidad existe la poesía sirve para descifrarla, ampliarla, cambiarla, transformarla, estirarla hasta límites desconocidos. Puede que la “realidad” no exista, pero la poesía sí.

A.L.: ¿Cómo llegaste a la poesía y cuáles fueron tus comienzos... Tus primeras lecturas y tus primeros pinitos?

V. O.: Metí las narices en un libro por primera vez cuando era muy niño. Literalmente me caí en un libro. Leía libros extraños en los que los renglones se terminaban en mitad de la página y yo no entendía nada en absoluto, pero no podía parar de escudriñarlos, intuía que en esas palabras había secretos ocultos y tesoros escondidos. Esas palabras sonaban tan bien y cuando eres niño tiendes a imitar lo que te gusta, así que agarré un boli y un papel y empecé a escribir. No recuerdo cuándo empecé, pero fue por eso, por leer palabras que inmediatamente me sedujeron. Me enamoré de las palabras cuando era un mocoso, y me pasé años escribiendo a escondidas cosas que afortunadamente han desaparecido para siempre sin dejar rastro.

Vicente Ortíz.A.L.¿y después... pasaste por colectivos poéticos, revistas...?

V. O.: Yo escribía a escondidas, por lo tanto, durante muchos años la literatura, el hecho de leer y escribir, era un acto exclusivamente íntimo, en completa soledad.
Años más tarde entré en contacto con sujetos que tenían costumbres similares a las mías, quedábamos para hablar de libros, para leer poemas y ese tipo de cosas. Poco a poco comenzaron a surgir algunos proyectos, como organizar tertulias semanales. Con dos de estos sujetos, Pablo Martínez Rosado, un excelente escritor que ahora es profesor de Lengua y Literatura españolas en un colegio internacional en la India, y Ricardo Valera Realpe, un gran lector que escribía unos cuentitos magníficos, creamos un colectivo de acción poética que bautizamos “NoPrólogo”. Hicimos algunas intervenciones en el centro de Málaga. Una noche de sábado, hace ya unos cuantos años, cuando la gente aún se reunía para beber y charlar en la plaza de la Merced, unimos con una cuerda todos los árboles de la plaza, y de la cuerda colgamos nuestros poemas, dibujos y cuentos. La poeta María Eloy-García nos dio fotocopias de algunos de sus poemas, inéditos por aquel entonces, para que también los colgáramos de nuestra cuerda. Pusimos a toda la plaza de la Merced a leer un sábado por la noche. Unos días más tarde lo hicimos también en las palmeras del extremo de la plaza de la Constitución. Pusimos la cuerda y colgamos nuestros papeles por la tarde y nos fuimos de cañas. Cuando volvimos unas horas más tarde, había un centenar de personas alrededor de la cuerda, leyendo los cuentos, mirando los dibujos. Me llamó mucho la atención un grupo de chavales sentados en círculo en el suelo leyendo todo lo que habíamos colgado. Recuerdo que Pablo lo llamaba “la cuerda de los sentidos”, y había unas instrucciones: nosotros colgábamos nuestros papeles y la gente se los podía llevar si querían, pero tenían que dejar algo a cambio, lo que fuera excepto dinero. Fue estupendo. Emocionante.

A.L.: Me recuerda a una iniciativa que hubo en el año 83, el Asalto a la Rue del Delco Taller de Poesía, de los Talleres de la Cultura "Jorge Guillén", en el que se salía a las calles a repartir poesías y dibujos en una mañana concreta, se asaltaba a los peatones, a los coches en los semáforos, había gente que se asustaba, otros decían que no daban dinero... Buenos tiempos aquellos...

Vicente Ortíz.V. O.: Más tarde, también con Pablo Martínez y dos músicos, mi hermano Javier y Carlos Fernández “Charly”, montamos un grupo de spoken word, creo que en el 2004 o así. Nos llamábamos “Monólogos secundarios” y explicarle a la gente qué diablos es “spoken word” era todo un número. Javier, guitarrista pantanoso y muy expresivo, y Charly, que es un tremendo armonicista, hacían blues, y Pablo y yo decíamos nuestros textos. Grabamos una maqueta, hicimos algunos videos y actuamos un montón de veces por ahí. Ahora, afortunadamente, la gente está mucho más acostumbrada al spoken word, la poesía escénica y esas cosas, pero hace diez años éramos como aliens, unos tipos raros haciendo cosas raras, aunque algunos aceptaron la propuesta muy bien y venían a nuestros conciertos. Empezábamos nuestro show con una versión del “Pena, penita, pena” de Lola Flores, los músicos tocaban un blues lento y sucio y yo decía la letra y a la gente se le ponían los ojos como monedas de quinientas pelas, ¿qué diablos están haciendo estos tipos? Nos comportábamos como un grupo de rock y bebíamos Jack Daniels durante las actuaciones. Era muy divertido.

Años después llegó El Mal de Tourette, que surgió, como tantas otras cosas, de una conversación en un bar con Miguel Zurita. Empezamos a escribir juntos y montamos un espectáculo de poesía escénica que estrenamos un viernes de Dolores en la Caverna de la calle Amores. Fue bastante bien y decidimos hacerlo poco después en el Teatro Cánovas. Con María Eloy-García y Las Flores No Lloran, el proyecto poético musical de Paloma Peñarrubia, montamos una noche poética que llamamos El Mal de Tourette y sorprendentemente tuvo una respuesta muy positiva por parte del público. Entonces se nos fue la olla y decidimos montar al año siguiente un ciclo completo y este año ya vamos por la cuarta edición. Bendita locura.

Vicente Ortíz. El Mal de Tourette.

A.L.: ¿Donde has publicado y qué hasta ahora...?

V. O.: Soy muy exigente y minucioso a la hora de escribir. Nunca me he presentado a un concurso ni he mandado nada a editorial alguna, por lo tanto no he publicado ningún libro. No tengo prisa o ansiedad por publicar. Desde hace unos tres años mantengo un blog en el que cuelgo mis cosas, cuentos, poemas, dibujos y fotos.
Víctor Aguilar y Karenn Wallace me ofrecieron en junio pasado (2012) la posibilidad de escribir una columna dos veces por semana en La Opinión de Málaga en la que publicar poemas, cuentos, o pequeñas reflexiones, y ahí sigo.

Vicente Ortíz.A.L.: Dicen algunos que poeta no es solo quien escribe, sino también quien vive como un poeta... O dicho de otra forma, la poesía no solo se escribe sino que se vive, ¿o habría que decir que se sobrevive a ella...? o ¿quizá sea un mito?

V. O.: Hay poetas que no han escrito una sola frase en su vida y no son menos poetas que los que se pasan el día pergeñando versos. De la poesía no se vive, no se come, no se bebe. Un poeta es una antena. En realidad (otra vez la maldita realidad) la palabra “poeta” no es un sustantivo, sino un adjetivo, como dice John Berger.

A.L.: ¿ y... cómo es el día a día de un poeta?

V. O.: Un poeta también paga facturas. Un poeta no está exento de pagar impuestos. Si le pegas un tiro a un poeta también le duele, y si tienes buena puntería se muere.

A.L.: ¿En que se diferencia un poeta de una persona "normal"?

V. O.: Tal vez un poeta sea una persona normal, pero solo tal vez. La mayor diferencia entre un poeta y una persona es que el poeta tropieza constantemente con las cosas. Sin embargo, si te cruzas por la calle con un poeta no serías capaz de distinguirlo de una persona.

A.L.: ¿Cual es tu rutina, tu mecánica y tu método de escritura?

V. O.: Depende de lo que tenga que escribir. Pero por regla general no tengo manías ni rituales. Antes escribía casi todo a mano y luego lo pasaba al ordenador, ahora casi todo lo escribo en el ordenador. Procuro escribir cada día.

Vicente Ortíz.A.L.: ¿Eres de los que llevan siempre un block o papel para ir anotando todas aquellas ideas que van surgiendo da igual donde se esté? ¿Piensas como Pablo Picasso que "la inspiración existe pero tiene que pillarte trabajando.. o como Umberto Eco que "Nada es más nocivo para la creatividad que el furor de la inspiración"?.

V. O.: Suelo llevar un bloc y un pilot siempre desde hace muchos años, es más una manía que una necesidad, o puede que sí sea una necesidad.
Creo que estoy más con Picasso en ese asunto, no hay más secreto que el trabajo, escribir mucho y sobre todo leer mucho.

A.L.: ¿Cómo nacen tus ideas... Piensas que las ideas "inspiradoras" solo nacen de las vivencias y estímulos que recibes y vas construyendo a lo largo de tu vida... O pueden fluir cuando menos te lo esperas incluso sin tener nada que ver con tu entorno y vivencias?

V. O.: No tengo ni idea de dónde salen las ideas. Cuando no se me ocurre nada escribo sobre lo que tengo a mi lado, o sobre la música que está sonando en ese momento. Sí, las ideas surgen escribiendo, trabajando, sin duda.

A.L.: ¿Cuales son tus referentes a la hora de escribir, "tus temas", de qué cosas escribes o puedes escribir y de cuales no, nunca, jamás...?

V. O.: Cuando era más jovencito escribía sobre sexo, mucho, todo el rato. Escribía cuentos pornográficos. En este momento escribo sobre el hecho de escribir, me preocupa el hecho mismo de la creación. Escribo sobre las palabras.
No tengo ningún tema tabú.

A.L.: ¿Tus influencias son fácilmente identificables, se asoman o dejan ver en tus versos o son adecuadamente controladas para que lo que surja finalmente sea una forma identificable, un todo representativo claramente personal?

Vicente Ortíz.V. O.: Yo sé los poetas y escritores que más me han influido, pero lo que no sabría decir es hasta qué punto aparecen esas influencias en lo que escribo. Escribir es una lucha a brazo partido por encontrar la voz propia.
Otra cosa son las referencias y guiños intencionados que a veces deslizo, pero no solo de escritores, también de músicos, artistas, futbolistas o actores.

A.L.: ¿Buscas la creación de estructuras para tus libros, o escribes poemas de manera libre y el tiempo ya dirá o terminará destapando elementos y descubriendo aspectos que conforman unidades o relacionan entre sí a diferentes poemas?

V. O.: Un poema es un ente extraño, vivo. Leer un poema escrito hace años es una experiencia parecida a viajar en el tiempo, algunas veces te sorprendes, otras te alegras de que nadie lo haya leído jamás. Nunca me ha gustado la palabra poemario. Me gustan los libros de poemas bien estructurados, no una simple sucesión de poemas.

A.L.:  En plena sociedad de la inmediatez y la prisa, ¿de dónde saca tiempo un poeta para escribir...?

V. O.: El que siente el irrefrenable impulso de escribir saca tiempo de donde sea. Ana Moliz, mi mujer, que es una gran diseñadora y una trabajadora incansable y metódica, me ha enseñado, entre otras muchísimas cosas, la importancia de organizarse bien el tiempo. Yo tiendo a la dispersión, pero cada día procuro organizarme mejor.

A.L.¿Es o debe ser un poeta un comprometido con su tiempo... un militante de algo... implicarse socioculturalmente,,, piensas que la poesía debe ser "un arma cargada de futuro", o se puede ser poeta sin dejarse llevar por lo que acontece...?

Vicente Ortíz.V. O.: Antes dije que un poeta es una antena. Supongo que los habrá que se pasen el día reflexionando acerca de su ombligo. Creo que un artista honesto es incapaz de abstraerse de lo que le rodea. El arte es hermano de su tiempo. Cuando Miguel Zurita y yo estábamos escribiendo “Gasolina”, el segundo espectáculo de Sueltos, solíamos comentar que nos estaba saliendo muy político. Era algo inevitable, fue durante los meses previos al 15M y se respiraba una tremenda insatisfacción y nosotros recogimos todo eso, lo que se veía en lo telediarios, lo que se decía en las calles y lo llevamos al escenario. Curiosamente, estrenamos el espectáculo un 15 de abril, justo un mes antes del famoso 15M.

A.L.Pablo Neruda dijo que: La Poesia no es de quien la escribe sino de quien la usa... ¿Podríamos ligarla con la pregunta anterior, no?

V. O.: La poesía, tal vez, es el intento de atrapar unos gramos de belleza en unas pocas palabras, y si además es capaz de despertar conciencias o plantear visiones nuevas del mundo o la “realidad”…

A.L.: ¿Es cierto eso que pienso a veces... que la poesía nos acorrala en un rincón de nuestras conciencias... hasta que escribimos y es entonces cuando nos deja escapar y nos libera... aunque solo sea por unos instantes, hasta que volvamos a sentirnos de nuevo atrapados por ella?

V. O.: Yo no me acuerdo muy bien cuando empecé a escribir. Es algo que mejor o peor he hecho siempre. Cuando las palabras fluyen y acabas un poema o un texto del que te sientes satisfecho es una sensación increíble, un placer efímero, un subidón, pero pasa muy pocas veces. Soy muy exigente y muy crítico conmigo.

A.L.¿Será verdad eso que dicen que la poesía solo la compran los poetas?

V. O.: Creo que cada vez hay más lectores de poesía, y también creo que la proliferación de las redes sociales ha influido en este hecho. Ahora bien, hay mucha morralla suelta, sin duda.

Vicente Ortíz.

A.L.: ¿Qué lee un poeta como tú que no se haya leído ya...?

V. O.: Me gusta mucho más leer que escribir. He disfrutado mucho leyendo Los versos satánicos y Joseph Anton de Salman Rushdie, me parece un narrador colosal.
También me ha gustado mucho un libro llamado Siete pecados capitales del escritor serbio Minorad Pavic. Me ha parecido un festín de la imaginación. Trata precisamente de la creación literaria, pone el foco en el hecho de escribir, de crear con palabras un mundo nuevo.
Y por supuesto Isabel Bono, la poeta malagueña. Creo sinceramente que Isabel es una de los mejores poetas de todo el panorama nacional, y aún es muy joven.
Y aquí paro, porque no acabaría nunca de hablar de libros.

Vicente Ortíz. A.L.: ¿Está tocada y herida la poesía... o está más viva que nunca?

V. O.: Sin duda está muy viva. Proliferan certámenes, recitales, lecturas. No hay más que ver la cantidad y calidad de los poetas jóvenes, como Cristian Alcaraz, Siracusa Bravo Guerrero, Alejandro Robles, Violeta Niebla o Virginia Aguilar, por citar solo algunos cercanos.

A.L.: ¿Es posible la poesía colectiva o es más bien un acto "íntimo y discreto"?

V. O.: Es muy posible. En Sueltos, el grupo de poesía escénica, mi compañero Miguel Zurita y yo hemos escrito ya tres espectáculos a cuatro manos.

A.L.: ¿Cómo ves el nivel y la calidad de la poesía actual? Hay muchos poetas jóvenes contemporáneos, ¿cuáles destacarías o sientes más cercanos, cuyas obras poética te parecen más destacables o incluso más cercanas a la tuya?

V. O.: Me remito a dos preguntas más atrás. No me siento cercano o lejano a ninguno en particular porque entre sí son todos muy diferentes. Me gustan mucho Cristina Consuegra y Sora Sans.

A.L.: Volviendo al principio y a los orígenes, esos que nunca deben ser olvidados porque suponen nuestras referencias primigenias... ¿Algunos poetas de los de siempre que son imprescindibles y nadie debería dejar de leer nunca?

Vicente Ortíz.V. O.: Yo siempre vuelvo al 27. Sobre todo a Cernuda.

A.L.: Y regresando al presente: ¿Algunos poetas actuales o contemporáneos que son imprescindibles y nadie debería dejar de leer nunca?

V. O.: Como antes dije, Isabel Bono, y añado a Manuel Vilas, Sergio Franco, María Eloy-García, Chantal Maillard, Jesús Aguado y Camilo de Ory. Acabo de conocer a Abraham Gragera, un excelente poeta madrileño.

A.L.: ¿Quién crees que deberíamos entrevistar para este espacio dedicado a la poesía y qué pregunta le harías?

A cualquiera de los de arriba. Y les propondría irnos por ahí de cañas y tapas.

->.......................................o0o............................................<-

No te puedes perder la lectura reposada de esos "gramos de belleza atrapados en unas pocas palabras" que es la poesía de Vicente Ortíz.

Y para que no haya lugar a las excusas os volvemos a dar la dirección de su blog:  La sonrisa imperfecta

Vicente Ortíz. Sueltos.


Entrevistas a poetas publicadas hasta la fecha


Jesús Baena Criado

Kris León

Ángel L. Montilla

Antonio J. Quesada

Domingo César Ayala

María Eloy-García

Juan Gaitán

Diego Medina Poveda

Manuel Salinas

Agustín Sierra

Francisco Muñoz Soler

Jorge Villalobos

Juvenal Soto

Antonio Parra

José Infante

Francisco Ruíz Noguera

Carlos Pérez Torres

Alejandro Simón Partal

Camilo de Ory

Ines María Guzmán

Miguel Zurita

José Luis González Vera

Vicente Ortíz


Pinchar para ver los últimos artículos del autor

Comentarios  

 
#3 GrandeAmaya 20-05-2013 19:38
Qué grande Vicen!

Y qué grandes recuerdos tengo de la cuerda de los sentidos y de los monólogos secundarios
Citar | Reportar al moderador
 
 
#2 Así seraMaria 19-05-2013 21:31
Me da gusto encontrarte y aprender de ti. Leo tu entrevista y pareces un hombre muy cuerdo y sencillo. Enfocado a lo que te gusta la Poesía. Saludos.
Citar | Reportar al moderador
 
 
#1 SUELTOJMMORALES 17-05-2013 19:18
Muy bueno vicente..."un poeta tropieza constantemente con las cosas"...muy bueno. Me maravillan los titulos "sueltos" "sonrisa .imperfecta".... M djao los ojos en esto....pero me siento mas..no se.. "suelto"..jj...un abrazo.
Citar | Reportar al moderador
 

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Entrevistas y reportajes - Entrevistas y reportajes literatura

CLS idiomas

Suscríbete al boletín electrónico de Aforo Libre

una mirada diferente a través de nuestros fotógrafos

 

Agenda de espectáculos

Último mes Febrero 2018 Mes siguiente
L M X J V S D
week 5 1 2 3 4
week 6 5 6 7 8 9 10 11
week 7 12 13 14 15 16 17 18
week 8 19 20 21 22 23 24 25
week 9 26 27 28

Nos patrocina

CLS idiomasAcademia Johana Smith

Próximos espectáculos-actividades

OFF Sala Joaquin Eléjar - Dom 18 de Feb a las 00:00 - Sala Joaquín Eléjar
El patito feo - Dom 18 de Feb a las 11:00 - Teatro Echegaray
Caperucita - Dom 18 de Feb a las 12:00 - Teatro Cánovas / Sala Gades
Colores - Dom 18 de Feb a las 12:00 - Teatro Cánovas / Sala Gades
Vademekun - Dom 18 de Feb a las 12:00 - La Cochera Cabaret
El patito feo - Dom 18 de Feb a las 13:00 - Teatro Echegaray
No se baila en la cocina - Dom 18 de Feb a las 19:00 - Teatro Cánovas / Sala Gades
La tabernera del puerto - Dom 18 de Feb a las 19:00 - Teatro Cervantes
Juan Carlos Carranque. Piano flamenco - Dom 18 de Feb a las 19:00 - La Cochera Cabaret
Bel Canto - Mar 20 de Feb a las 20:00 - Teatro Echegaray
Mäbu - Jue 22 de Feb a las 21:00 - La Cochera Cabaret
La botella vacia - Vie 23 de Feb a las 21:00 - La Cochera Cabaret

Exposiciones de arte temporales

El Blobterre de Matali Crasset - Centre Pompidou Málaga
Juan Gris, María Blanchard y los cubismos (1916-1927) - Museo Carmen Thyssen
Nacerán Nuevas Auroras - Museum Jorge Rando
El Blobterre de Matali Crasset - Centre Pompidou Málaga
Las Utopías Modernas - Centre Pompidou Málaga
Juan Gris, María Blanchard y los cubismos (1916-1927) - Museo Carmen Thyssen
Nacerán Nuevas Auroras - Museum Jorge Rando
Las Utopías Modernas - Centre Pompidou Málaga
El Blobterre de Matali Crasset - Centre Pompidou Málaga
Juan Gris, María Blanchard y los cubismos (1916-1927) - Museo Carmen Thyssen
Nacerán Nuevas Auroras - Museum Jorge Rando
El Blobterre de Matali Crasset - Centre Pompidou Málaga
Las Utopías Modernas - Centre Pompidou Málaga
Juan Gris, María Blanchard y los cubismos (1916-1927) - Museo Carmen Thyssen
Nacerán Nuevas Auroras - Museum Jorge Rando

Publicitarse en Aforo Libre

Tenemos 114 invitados conectado(s)