Feb 15 2020

Antonio Zafra, Oye, escucha, La Cochera CabaretEntrevista: Manuel Malaka l  Fotos: Fran Hernández

Antonio Zafra lleva su monólogo Oye, escucha a La Cochera Cabaret.

Antonio es uno de nuestros compañeros en Aforo Libre, y además un veterano actor no solo de teatro, también de cine y televisión. Lleva toda su vida trabajando por y para el  teatro en Málaga. Y en unos días presenta en la Cochera Cabaret: Oye, escucha, su última obra. No queríamos dejar pasar la ocasión de charlar con él, y saber más sobre este gran actor, y sobre su nueva propuesta escénica.

Antonio Zafra, Oye, escucha, La Cochera CabaretAforo Libre: Hola, Antonio. Me alegra poder  charlar contigo. ¿Cómo te presentarías para aquellos que aún no saben quién eres?

Antonio Zafra: Buenas, soy Antonio Zafra actor sordo. Me diagnosticaron la sordera con 6 años y he ido perdiendo la audición progresivamente. He estado trabajando como actor mucho tiempo, he aprendido el oficio y ejercido con pérdidas muy graves, pero el público en general no lo sabía. Llegué a tener un 80% de pérdida de audición en los dos oídos. Me retiré de la vida actoral, me dediqué durante unos años a formarme y a trabajar como informático y ahora después de haber recibido un implante coclear, como he mejorado la audición he decidido volver a los escenarios con un monólogo donde cuento mi experiencia y la vida de las personas sordas en general, para que conozcan nuestros problemas, vivencias y necesidades. El monólogo se llama Oye, escucha y estoy intentando que llegue al máximo posible del territorio español porque, como me han dicho los que lo han visto, es una cosa necesaria: hacer divulgación y sensibilización sobre la sordera y sobre las personas sordas.

A.L.: ¿Comienzas desde muy joven a interesarte por el teatro? ¿De dónde nace esta vocación por los escenarios?

A.Z.: Fue de una manera casual. En el instituto, durante un recreo, me dijo un compañero de clase, Sergio, que estaba en el taller de teatro del instituto y estaban montando Melocotón en Almíbar  de Miguel Mihura y necesitaban un chaval para completar el reparto si quería participar y ahí empecé con el teatro. Desde ese grupo amateur conocí a Rafa Castillo, Natalia Roig, Antonio Chamizo, David Pardo… y ya no paré de hacer teatro. Me sentí, y siento, muy bien haciendo teatro.

A.L.: Te has formado en Málaga en nuestra Escuela de Arte Dramático. ¿Qué destacarías de ese proceso de formación? ¿Qué recuerdos tienes de aquellos años?

Antonio Zafra, Oye, escucha, La Cochera CabaretA.Z.: Recuerdo la ilusión por aprender, las alegrías y penas, esfuerzos, fue una época que no podría repetir, no se tienen 20 años eternamente y yo estaba metido en tantas cosas a la vez… clases, animaciones, funciones, prácticas de alumnos de dirección, más clases en academias privadas,  todos los días todo el día. Absorbido.  Recuerdos muy buenos. De la etapa en la que estudiaba recuerdo con cariño a Mercedes Cosme en la ESAD, que me enseñó a pensar en el por qué más que en el cómo, a Rogerio Beretta, en CEDRAMA, allí éramos menos alumnos y teníamos un trabajo más personalizado, de mi profe del instituto Antonio de la Torre,  que fue el primero que me dijo que lo estaba haciendo bien, y que me animaba a seguir… Con unos y con otros fui aprendiendo. Ya de profesional tuve de profesores en ESCENICA a José Carlos Plaza, Julio Fraga, Carmelo Gómez, Imanol Uribe, Yolanda Vázquez, Emilio Gutiérrez Caba…  de todos aprendí algo o mucho, especialmente con  José Carlos Plaza; hice dos cursos, los que más he aprovechado y aprendido como alumno.

A.L.: ¿Qué destacarías de esos primeros años de profesión? ¿Alguien en especial aquí en nuestra ciudad que destacarías por haberte contagiado esa pasión por el teatro, por contar historias?

La pasión por el oficio...

A.Z.: En los primeros años trabajé con Manuel de Chaves, el expresidente de la junta no, el director de Arte y Escena SL; también con Antonio Navajas, Antonio Salazar, Miguel de Ángel, Miguel Gallego, Macarena y Josemi de Pata Teatro…  Luego Ángel Calvente, Kitty Manver, Juan Luis Galiardo… La pasión por el oficio la tenían todos, mis jefes y compañeros; compañeros tantos que me harían falta veinte folios para nombrarlos a todos…. La pasión es un rasgo en común, poca gente me he encontrado que esté en esto, soportando las penurias económicas y la incertidumbre si no tiene una vocación alta. Otro rasgo en común es el compromiso con el público. Todos los directores de teatro y las compañías que me contrataban han tenido claro que el público es inteligente, no se le puede aburrir y hay que ofrecerle espectáculo y calidad.

A.L.: El 5 de marzo nos presentas en La Cochera tu último trabajo. ¿Qué nos puedes adelantar sobre él? ¿Qué crees que aporta de nuevo a la escena?

Sus pequeñas y grandes tragedias pasan inadvertidas.

Antonio Zafra, Oye, escucha, La Cochera CabaretA.Z.: El 5 de Marzo a las 22:00  presento un monólogo sobre la sordera, Oye, escucha y con tu permiso sin él te contesto con opiniones de las personas que  vieron el estreno, porque veo que el propósito de la obra llega. Copio y pego:
“Ayer me reí, lloré, pero sobre todo, me puse en una piel muy diferente a la que suelo vestir. Aún me maravillan las personas que me hacen reír de una forma tan orgánica con la crudeza. Dicen que la comedia es para tomarla muy en serio pero tú le das una vuelta de tuerca y haces de lo serio comedia. Gracias de nuevo por esa gran noche.”
“Muchas felicidades y enhorabuena!!! Lo pasé genial. Eres un artista y lograste emocionarnos a la par de hacernos reír. Los que estuvimos ayer, salimos totalmente concienciados de lo poco que sabíamos.”
La crítica de  Pablo Bujalance dice:
El principal valor de la obra reside en cuanto tiene de revelación: la mayor parte de las situaciones que recrea Zafra, […] son desconocidas para el gran público, que rara vez puede llegar a plantearse la existencia en esos términos. Zafra se refiere a las personas sordas como invisibles, y ciertamente sus pequeñas y grandes tragedias pasan inadvertidas
Y este es el motivo de hacer el monólogo, difundir sobre la vida de las personas sordas que hay mucho desconocimiento.

A.L.: La Factoría Echegaray ha generado últimamente cierta polémica. ¿Qué opinas de la trayectoria que está teniendo?

A.Z.: El proyecto Factoría Echegaray es un proyecto que desde el comienzo he apoyado, aunque en aquella época estaba trabajando de informático y un poco desconectado. Salió a propósito de conversaciones de los profesionales del teatro en Málaga que buscaban un apoyo institucional para mejorar de alguna manera la precariedad laboral que tiene el gremio. La idea resultante, que el ayuntamiento a través de su teatro se convirtiera en productora de teatro me pareció asombrosa, y había que celebrarla. Desde esa productora se han producido espectáculos de calidad, con premios, que han salido de Málaga y se han exhibido fuera, estos los menos, y en honor a la verdad, el nivel general no ha sido homogéneo habiendo incluso algún montaje que ha resultado muy cuestionado. Bueno, nadie es perfecto. Llegamos a un punto en que algunas voces (incluyéndome, hice un artículo de opinión en este medio) pedimos una evolución. A mí se me ocurrió sugerir,  la figura de un director artístico para el proyecto que velara por la calidad de los montajes así como la posterior difusión y distribución. En este mismo medio lo explico detalladamente: ¿Necesita Factoría Echegaray un director artístico?
Es sólo una idea que propuse, no sé cómo ha sido recibida en la institución, porque no tengo comentarios al respecto… El caso es que los teatreros de Málaga estamos pensando en la continuidad necesaria, muy necesaria, del proyecto y a la vez en la evolución del mismo, así que habría que buscar esa evolución, de la manera que sea, confío en que se conseguirá.

Antonio Zafra, Oye, escucha, La Cochera CabaretA.L.: Seremos la sede de los premios Max de este año. ¿Cómo ves  el protagonismo de nuestra ciudad en la vida cultural? ¿Cree que se corresponde con la realidad?

...era lo habitual hasta ahora, que Málaga exportaba talento.

A.Z.: Málaga está muy presente por activa o por pasiva en las noticias y en la mente de toda España, no hay evento artístico donde no haya un malagueño: cine, series o programas de TV o espectáculo de teatro, música o danza… Y eso era lo habitual hasta ahora, que Málaga exportaba talento, lo nuevo es que ahora la gente viene a Málaga a consumir cultura y no tanto sol, se ha señalado como la quinta cuidad cultural en España,  inédito. 
Vaya usted a Málaga, qué algo habrá.  Cita que no sé de quién es pero es inmejorable. En Málaga no paran de haber eventos, muchos de ellos culturales y también están pasando cosas nuevas con respecto al teatro. El otro día en una función de teatro de García Intriago me encuentro a una pareja que había venido desde Lucena a ver el espectáculo. Al Teatro del Soho han venido de toda España, porque Banderas avisó de que no lo podían ver en otro lado que no fuera en esta ciudad… Los clásicos de verano de Pata Teatro, sé que vienen desde lejos a verlos… Esto antes no pasaba. El protagonismo no supera todavía el hecho de varios eventos puntuales y otros que resultan anecdóticos: Goya, Max… Aunque sí meritorios, aquí están, no voy a restarles mérito, sólo digo que son ocasionales. El caso es que ¿Hay una industria cultural engrasada, programación continua  en Málaga de productos malagueños? aún no; estamos despuntando y falta la continuidad y esfuerzo. Que Málaga sea un foco cultural por la parte teatral  será cuando se haga una industria, y oigan, ¿por qué no? Se están llenando teatros y está viniendo  público como nunca, pues a lo mejor sale hasta bien. A eso nos tenemos que poner todos. No esperar que nos venga un patrocinador o mecenas del cielo. Hay que currarlo. Un Broadway, un Gran Vía, o un Londres… Que vengan a ver teatro… Hoteles tenemos ya, por eso no va a haber problema. Del resto de las artes no opino, no tengo información como para eso.

A.L.: Imagino que trabajar para Antonio Banderas sería una de esas experiencias inolvidables, ¿no? ¿Qué recuerdas de aquel rodaje?

Antonio Zafra, Oye, escucha, La Cochera CabaretA.Z.: Inolvidable sí, bueno también he estado muy abajo y tampoco me olvido. Esa vez me tocó la lotería, sí. Desde que Antonio Meliveo, productor me llamó al teléfono (en aquella época, aunque bastante sordo, podía conversar por teléfono) después de 5 pruebas para el papel de El Enano Martínez, me dijo que estaba seleccionado y me pasó a Antonio Banderas que me lo confirmó, pues desde ese momento fui feliz… unos meses de vivir en una nube. También tiene uno derecho a ser feliz. Que luego la vida me tenía preparada unos años de retiro y silencio. Bueno, pues hasta que me dieron el sí, había noches que no dormía. Luego lo disfruté muchísimo, recibí muy buen trato. Banderas es muy buen director de actores y trata al personal muy bien. Tiene un compromiso con el trabajo muy grande. Una anécdota para ilustrar la capacidad de trabajo de Banderas: En una lectura del guion, que era una prueba para obtener los papeles, con dos y tres actores por cada papel, unos 30 actores. El primer contacto con Banderas, no lo habíamos visto antes ninguno. Nos pusieron a todos en un gran patio. Aparece Banderas y saludó uno por uno por nombres y apellidos, dándonos la mano o besos, a todos. Y no se equivocó, se había aprendido todos los nombres, y era una prueba para ir descartando…

A.L.: Tenemos la costumbre de pedir al entrevistado que nos haga alguna recomendación cultural. ¿Te animas? ¿Algún concierto, exposición, película,… qué no debamos dejar pasar en la ciudad próximamente?

A.Z.: Sí, claro. No se me ocurre mejor manera de gastar tu tiempo y dinero entre las opciones de ocio que consumiendo cultura. La cultura enriquece, abre la mente, estimula, entretiene y te aleja momentáneamente de tus quehaceres diarios y devenires. Si necesitan evadirse vayan a consumir cultura, pocas cosas hay mejor. Sobre recomendar cosas, la realidad es que me paso el año recomendando cosas en esta revista con las crónicas que hago, sólo echarle un vistazo al historial pueden ver. Ya cada cual… Yo no me debería  perder a Nuria Espert, dirigida por Luis Pascual, porque he hecho muchas veces el poemario en clases como profesor y habrá que aprender de ella.

A.L.: Ya lo sabes, estaremos el próximo 5 de marzo en La Cochera Cabaret para disfrutar y aplaudir tu Oye, escucha. Enhorabuena por tu trabajo. Y muchas gracias por esta entrevista que como tu obra nos ha parecido tan interesante como necesaria.

A.Z.: Gracias Manuel y gracias Aforo Libre por esta entrevista, en serio, aprecio mucho el detalle y también por vuestra labor de difusión de la cultura en Málaga.

Antonio Zafra, Oye, escucha, La Cochera Cabaret

Pinchar para ver los últimos artículos del autor

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Entrevistas y reportajes - Entrevistas y reportajes teatro y danza

CLS idiomas en el extranjero

una mirada diferente a través de nuestros fotógrafos

 

Agenda de espectáculos

Último mes Noviembre 2020 Mes siguiente
L M X J V S D
week 44 1
week 45 2 3 4 5 6 7 8
week 46 9 10 11 12 13 14 15
week 47 16 17 18 19 20 21 22
week 48 23 24 25 26 27 28 29
week 49 30

Nos patrocina

CLS idiomas en el extranjero
Academia Johana Smith

Próximos espectáculos-actividades

Carmen Linares 40 años de flamenco - Sab 28 de Nov a las 20:00 - Teatro Cervantes
Monología de Antonio Zafra - Sab 28 de Nov a las 20:00 - Sala Joaquín Eléjar

Exposiciones de arte temporales

Publicitarse en Aforo Libre

Tenemos 121 invitados conectado(s)