Ene 25 2024

Javier Cámara: El hijo del Labrador, Ánjel María Fernández,Texto: Javier Titos García | Fotos: promocionales

Javier Cámara; quién es y de dónde viene

Javier Cámara: El hijo del Labrador, Ánjel María Fernández,Ánjel María Fernández propone un estimulante trampantojo literario disfrazando de novela un libro con espíritu ensayístico y biográfico, que en ningún momento cae en la hagiografía, desarrollando una historia de ficción a través de la cual el lector puede llegar a entender  cómo ser Javier Cámara; quién es el actor, pero sobre todo quién es el hombre y de dónde viene.

El protagonista de la historia, narrador en primera persona que alterna sus diálogos interiores consigo mismo, las conversaciones que comparte con personas del entorno de Cámara, con intervenciones de estos últimos, también en primera persona, es un actor al que se le ha propuesto interpretar a Javier Cámara en una película. Para tratar de descubrir al personaje de carne y hueso que habita tras el actor de éxito decide viajar a Albelda, el pueblo natal del actor, para indagar en su pasado, recorrer la infancia del niño que fue, del joven que se decidió a estudiar arte dramático y que, por cosas del destino, acabó dando con su sombra en Madrid. Entre viaje y viaje visiona y analiza las interpretaciones en cine y series del actor al que va a interpretar, en una búsqueda, que tiene mucho de arquetípica, en pos de los gestos y ademanes que caracterizan la forma de actuar de Cámara, pero también los propios del hombre que es y ha sido fuera de los platós y los escenarios. Para ello se entrevista con cualquiera que le pueda proporcionar información, y la trama deviene en una aventura en la que la búsqueda de lo ajeno comparte protagonismo con la de lo propio, del yo, de un actor asustado ante la tarea de meterse en la piel de uno de los mejores intérpretes que ha dado el cine español.

Javier Cámara: El hijo del Labrador, Ánjel María Fernández,A modo de cameos cinematográficos aparecen en la trama miembros de la familia de Cámara, vecinos del pueblo, algunos compañeros de profesión, profesores de su época de estudiante, en un desfile en el que el cinéfilo se topará con Carmen Machi, Pilar Castro, Fernando y David Trueba, Félix Sabroso, Fernando Colomo, Isabel Coixet, Cesc Gay, Candela Peña, Pedro Almodóvar, Paolo Sorrentino o Jude Law. No hay trampa ni cartón en las anécdotas y comentarios que protagonizan los personajes reales, que Ánjel María Fernández consigue hacer convivir con la ficción propiamente dicha que protagoniza el actor encargado de interpretar a Cámara, en la que por momentos se intuye una labor casi detectivesca, destacando momentos especialmente remarcables por el tratamiento que el autor de la novela hace de ellos; aquellos en los que el actor duda, siente miedo, repliega su ego al plantearse que quizás no merezca ese papel por no estar preparado, por no valer lo suficiente, algo que entronca con los propios miedos a los que hace referencia el propio Javier Cámara al hablar de algunos momentos especialmente duros en su carrera, cuando los mismos temores e inseguridades hicieron presa de él.

Javier Cámara: El hijo del Labrador, Ánjel María Fernández,No apreciará el lector al sumergirse en Javier Cámara: El hijo del Labrador el afán propio de un escritor amarillista, tan común en los tiempos que corren, por desgracia, en la mayoría de los autores que enfrentan libros que caminan por senderos similares a los que transita Ánjel María Fernández, que promueven sin ningún sonrojo, por encima de todo, la exhibición militante de lo raro, de lo excepcional, en el peor sentido; por el contrario, en esta colección de historias personales que podría haber caído en la trampa de resultar un vulgar anecdotario, hay un trabajo de estilo, forma, concisión y agilidad en la estructura que hacen que su lectura resulte amena en todo momento, divertida, emocionante y emotiva, sin necesidad de recurrir a artefactos y subterfugios literarios facilones para conseguirlo, demostrando a lo largo de toda la obra un pulso narrativo firme y, lo más importante desde mi punto de vista: eficaz. Porque el fondo y la forma del libro se confunden con el propio Javier Cámara, en la historia de un actor perdido en la búsqueda de otro actor en un viaje de ida y vuelta que entronca con el periplo paralelo del autor de la novela.

Pinchar para ver los últimos artículos del autor

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Literatura - Literatura y poesía

una mirada diferente a través de nuestros fotógrafos

 

Videosaludos

Juan Echanove

Nos patrocina


Academia Johana Smith

Exposiciones de arte temporales

Y además, en Aforo Libre

Publicitarse en Aforo Libre

Tenemos 247 invitados conectado(s)