Jun 3 2011

primer plano de JavierY la tacita derramó parte de su plata en forma de coplas. Javier Ruibal desplegó en el Teatro Echegaray el viernes 6 de Mayo de 2010 un manojito de coplas.

Texto: Miguel Ángel Barba | Fotos Dani Pérez TC

Oír a Javier Ruibal es como dejarse mecer por un suave poniente venido de allí, de donde Baelo Claudia hizo famoso su garum hace dos siglos, de donde los atunes se encuentran con el paraíso, de donde las marismas, el puerto, la isla, o de donde la tacita ya era tartessica. Una brisa gaditana que nos trae aromas de cuple, pasodoble, tango o chirigota,  de la que llaman la costa de la luz.

imágen general del grupoTodo eso es la música de Javier y mucho más: es reminiscencia de siglos entre tres culturas amalgamadas y treinta años de recorrer tablas, pueblos, ciudades y países. Y todo eso se nota en el escenario. Como el mismo ha dicho, busca una música nueva que contenga todas las músicas que le emocionan. Y se transmite ese deseo y esa búsqueda constante claramente en sus canciones. El público se contagia de, como decía una seguidora de Ruibal, buchitos de alegría. Esa alegría y esa simpatía de nuestros vecinos de provincia que él atesora.

En el concierto no hubo momento para la distracción o la desconexión, atrapados desde el primer tema interpretado por el solo a la guitarra, el concierto es puro ritmo, calma, sosiego, risas, complicidad, intimidad, emoción en el recuerdo a Morente... El compositor y cantante portuense nos llevó de javier y su hijo javi a la bateríaviaje por medio mundo y nos desgranó su repertorio trayéndonos y llevándonos, como esas olas y esa marea de su bahía. Lo mismo le pone letra a una pieza de Satie, que le pone música a cualquier poema de su gusto, que nos hace una versión magnífica del Fragile de Sting, que hace lo que quiere con sus preciosas letras y armonías, convirtiendo cada nueva canción interpretada en una nueva estrella de ese enorme universo en que está convirtiendo su discografía y su personal historia musical.

Estuvo acompañado de un magnífico Iñaqui Salvador, quien fuera compañero inseparable durante casi toda su carrera del malogrado Mikel Laboa, maestro indiscutible. Iñaqui añadió ese plus que dan los aires clásicos o los requiebros jazzísticos. A la batería su hijo Javi; debo reconocer que la gran sorpresa de la noche para mí por su gran trabajo de soporte rítmico tras dos pesos pesados de la música.

Noche para anotar en el diario personal como una inolvidable y emocional velada con el siempre cercano y amigo, pero enorme y genial, Javier Ruibal.

imágen de él solo cantando


Javier Ruibal: guitarra, voz, composiciones y arreglos
Iñaqui Salvador: Piano
Javi Ruibal: Batería

Pinchar para ver los últimos artículos del autor

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Música - Del Mundo/cantautores

CLS idiomas

Suscríbete al boletín electrónico de Aforo Libre

Lo próximo de Músicas del Mundo, Flamenco y Cantautor

una mirada diferente a través de nuestros fotógrafos

 

Agenda de espectáculos

Último mes Agosto 2018 Mes siguiente
L M X J V S D
week 31 1 2 3 4 5
week 32 6 7 8 9 10 11 12
week 33 13 14 15 16 17 18 19
week 34 20 21 22 23 24 25 26
week 35 27 28 29 30 31

Nos patrocina

CLS idiomasAcademia Johana Smith

Próximos espectáculos-actividades

Ciclo Flamenco "Casa de los Navajas" - Mie 15 de Ago a las 22:00 -
Marenostrum - Ricky Martin - Jue 16 de Ago a las 22:00 -
II Festival Fusión Acompasao - Vie 17 de Ago a las 22:30 -
Chanquete World Music 2018 - Sab 15 de Sep a las 00:00 -
Oh See Fest - Sab 15 de Sep a las 00:00 -

Exposiciones de arte temporales

Las Utopías Modernas - Centre Pompidou Málaga
Como nieve que baila. José Luis Puche - Centro de Arte Contemporáneo (CAC)
Las Utopías Modernas - Centre Pompidou Málaga
Como nieve que baila. José Luis Puche - Centro de Arte Contemporáneo (CAC)

Publicitarse en Aforo Libre

Tenemos 235 invitados conectado(s)