Abr 23 2022

18 al 24/04/2022   Teatro Cervantes Málaga. Ciclo Flamenco lo serás tú

Texto: Víctor Pastor y Manuel Malaka l   Fotos:  Daniel Pérez/TC

Califasón consigue abrir durante una semana el Teatro Cervantes al flamenco. ¡Qué se repita!

La representación de la tradición y de la modernidad en el flamenco se ha mostrado en el Teatro Cervantes de Málaga dentro del Ciclo «Flamenco lo serás tú». Y no se ha mostrado únicamente como una disyuntiva o una confrontación estilística entre una ortodoxia tradicionalista y una corriente rupturista - lo clásico frente a lo innovador -, sino que también se ha mostrado en plena conexión y sintonía al aunar criterios estéticos al mismo tiempo en un mismo espectáculo.

Simplificando de algún modo y generalizando para poder describir el ciclo en unas pocas líneas, podríamos decir que las propuestas más vanguardistas han sido llevadas a cabo por el bailaor Rafael Ramírez en su espectáculo «Entorno» - acompañado por Miguel Ortega y Jesús Corbacho al cante, Juan Campallo a la guitarra, y la percusión y batería de Daniel Suárez -; y por el bailaor Jesús Carmona en su espectáculo «The Game» - acompañado al cante por José Valencia y a la guitarra por Juan Requena -.

Las propuestas más conservadoras se han ejemplificado por el cante de Antonio Reyes y Jesús Méndez – acompañados por el guitarrista Dani de Morón – en su espectáculo «De la Frontera»; y por el cante de Israel Fernández – junto a la guitarra de Diego del Morao -, en su espectáculo «Ópera Flamenca».

A medio camino se encuentra el espectáculo «Tomatito Sexteto», en el que José Fernández Torres «Tomatito», guitarrista que hoy forma parte de la Historia con mayúsculas del flamenco, no sólo regaló al público asistente falsetas que interpretó con el genio de la Isla de San Fernando - José Monge Cruz «Camarón» - y una de las piezas que representan el mismo proceso histórico de cambio y desarrollo del flamenco - «La leyenda del tiempo» -, sino que mostró su cercanía humana al compartir con el público sus propias vivencias, recordando cómo conoció a Camarón a pocos metros de dónde nos encontrábamos, en la que fue la «Gran Taberna Gitana».

En el flamenco, la dialéctica entre la libertad creativa y el mantenimiento de los cánones clásicos no sólo está presente en los elementos musicales – fundamentalmente en las líneas melódicas de las falsetas de la guitarra y en sus estructuras armónicas; en la expresividad del cuerpo a través del baile y el movimiento; y en el acompañamiento rítmico mediante diferentes timbres y sonoridades -. El cante, más anclado a sus estructuras clásicas, mantiene el esqueleto o el tronco de las melodías representativas que caracterizan los diferentes estilos o palos, y eso, en cierta manera, es positivo. No lo es tanto la constante repetición de coplas y letras que han sido cantadas una y otra vez desde hace un siglo – tanto por figuras reconocidas como por el mundo de la afición menos profesionalizado -. Se precisa una actualización de las letras flamencas, un trabajo creativo que se encuentra ligado al propio arte, y que les corresponde a las figuras que hoy son cabeza de cartel. Pero también se requiere una actualización de los contenidos y, sobre todo, dejar de perpetuar determinados mensajes anacrónicos, como es el caso de la letra que se cantó en uno de los espectáculos del ciclo: «No sé por qué me molestas cuando estoy con mis amigos, tú me estás dando lugar a que me rebele contigo». Escrita por Antonio Sánchez Pecino para el disco de sus hijos Paco de Lucía y Ramón de Algeciras acompañando a Camarón, esta letra precedía a otra de las mismas bulerías «Son tus ojos dos estrellas» grabadas en 1971: «Me han dicho que tú me engañas y me da miedo pensar, porque si fuera verdad la vida yo te quitaba, aunque yo fuera a un penal».

El respeto, la igualdad, la tolerancia y la no discriminación deben ser la base de cualquier sociedad y, por lo tanto, acompañar a cualquier expresión artística. El flamenco, como arte que es, ha mostrado y reflejado las características de la propia sociedad en cada momento histórico. Y hoy en día se encuentra, como no puede ser de otra manera, inmerso en su propia búsqueda de equilibrio.

De un modo u otro, el ciclo «Flamenco lo serás tú» ofrecido por el Teatro Cervantes de Málaga, ha sido un éxito total, con una gran afluencia de un público que se levantó en numerosas ocasiones para aplaudir y ovacionar a unos artistas que forman parte del presente del flamenco y que, sin duda, continuarán engrandeciendo en el futuro y dignificando a esta rica manifestación artística y cultural.

Por nuestra parte solo podemos decir: ¡Qué se repita!

ENTORNO
Baile y coreografía: Rafael Ramírez.  
Cante: Miguel Ortega y Jesús Corbacho.
Guitarra: Juan Campallo.
Percusión: Daniel Suárez.
Dirección escénica: David Coria.

TOMATITO SEXTETO
Guitarras: Tomatito y José del Tomate.
Cante: Kiki Cortiñas y Morenito de Íllora.
Percusión: Piraña.
Baile: José Maya.

THE GAME
Baile y dirección: Jesús Carmona.
Cante: José Valencia.
Guitarra: Juan Requena.

DE LA FRONTERA
Cante: Antonio Reyes y Jesús Méndez.
Guitarra: Dani de Morón.
Palmas: Diego Montoya, Manuel Cantarote y Tate Núñez.
Percusión: Ané Carrasco.
Piano: Sergio Monroy.

ÓPERA FLAMENCA
Cante: Israel Fernández.
Guitarra: Diego del Morao.
Palmas: Marco Carpio y Pirulo.
Idea original: Rufo Reverte.
Directora de escena: Herminia Navas.










Pinchar para ver los últimos artículos del autor

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Música - Flamenco

una mirada diferente a través de nuestros fotógrafos

 

Videosaludos

Juan Echanove

Nos patrocina


Academia Johana Smith

Exposiciones de arte temporales

Y además, en Aforo Libre

Publicitarse en Aforo Libre

Tenemos 237 invitados conectado(s)