Dic 30 2012

Teatro Cervantes. 26/12/2012.

Alabama gospel choirUn regreso descafeinado

Texto: Daniel Lozano | Fotos:

Hace poco más de un año el espectáculo del Alabama Gospel Choir nos deleitó con un concierto inolvidable de góspel, una plegaria hecha canción que partió del dolor del blues y de los espirituales negros. Si hay algo que el público no olvida es la capacidad de éste para memorizar los sentimientos que les ha  provocado un concierto en especial. Muchos de los allí presentes repetían para ver un año más a este coro, y coincidían en reconocer que el espectáculo perdió la virtud de emocionar.

En líneas muy generales el concierto estuvo deslavazado, ruidoso, ostentoso y en ocasiones hasta vulgar. A pesar de todo una formación como esta donde el nivel musical de los cantantes es tan alto, tuvo momentos majestuosos.

una imagen del concierto con parte del coro y la cantante principalEl espectáculo lleva el nombre de Halleluja! Oh Happy Day! y está compuesto por más de 30 artistas y el acompañamiento musical de piano, bajo, saxofón y trompeta. Realmente los músicos tuvieron poca presencia, ya que casi todo estaba secuenciado, y el pianista abandonó su labor de directo para limitarse a disparar bases musicales y a interpretar baterías con un teclado, algo que en mi opinión me pareció muy pobre. Los vientos se limitaron a apoyar algunos arreglos que ya iban grabados en la secuencia y a veces simulaban que estaban tocando para dejar sonar a los metales que se asomaban desde las frías bases.

El sonido fue malo. Teniendo en cuenta que el espectáculo tenía tres cuerpos en lo que se refiere al sonido (el coro, el acompañamiento musical y los solistas), no hubo empaste alguno. Incluso dentro del plano instrumental no había equilibrio, ya que la secuencia estaba muy por encima de la música que se realizada en directo, a excepción del bajo, que sonaba más que ninguna otra cosa en el escenario. Las voces de los solistas apenas se entendían entre tanto derroche de graves y volumen de la secuencia, y el mismo coro sufrió también aquello, llegando al punto de no poder apreciar los distintos colores que ofrece las bellas armonías de la música góspel. Fue un despropósito para el buen gusto y para la calidad que atesoraban esas extraordinarias voces.

cartel promocional del Alabama Gospel Choir en el Teatro Cervantes.El comienzo del espectáculo auguraba la gran diferencia de este año respecto al anterior. Una chica bailaba una mezcla de danza del vientre y de baile de barra que podemos presenciar a altas horas de la madrugada en una noche cualquiera en las escaleras del Onda Pasadena. Luego esta chica se limitó a simular que cantaba junto al coro góspel separándose del mismo y manteniéndose lejos de cualquier micrófono (me pregunto si será algún familiar de los artistas). Mientras hace un año se decidieron a sobrecoger el corazón de los presentes, este año abandonaron la oración en favor del artificio y la pandereta. El escaso público y el precio alto de las entradas no acompañaron a esta nueva propuesta, que seguro que no disgustó a todos (para gustos los colores).

El repertorio tenía como base un buen número de temas clásicos del góspel, tales como Sunday Morning, Nobody but Jesus, Joy to the world, Oh Happy Day, etc. Hubo versiones como I want you Back de Michael Jackson, September de Earth wind and fire o What a wonderful world de Louis Armstrong. De todas las canciones destacó la interpretada por la solista Ashaala Shanae y la ejecutada por el coro entre el pasillo del patio de butacas tras el descanso, que sirvió de reminiscencia del año pasado, haciéndonos recordar el por qué repetimos una vez más muchos de los presentes. El coro entremezcló sus voces desde el corazón del teatro con un único fin, conmovernos. En fila india se iban alternando para cantar hacia un lado y al otro del patio de las butacas para crear una acústica que preservaba todos los matices y colores de las armonías que en gran parte del espectáculo no pudimos disfrutar debido al nuevo concepto de show y a los planos sonoros del mismo. Momentos como ese salvaron el concierto donde faltó Un momento de la actuación del Alabama Gospel Choir con un plano general y escenografía iluminada de verde Teatro Cervantes.misticismo, recogimiento, mejor sonido y más intervención del pianista.

Asimismo me fue imposible no acordarme de Salvador David García Fernández, un extraordinario pianista que interpretaba este género como ninguno, un músico que aunaba el misterio de la belleza en cada uno de sus dedos. Seguro que desde el cielo sonaba todo el piano que nos faltó abajo.


 

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Música - Jazz/Blues/Soul

CLS idiomas

Suscríbete al boletín electrónico de Aforo Libre

Lo próximo de Jazz, Blues y Soul

una mirada diferente a través de nuestros fotógrafos

 

Agenda de espectáculos

Último mes Julio 2018 Mes siguiente
L M X J V S D
week 26 1
week 27 2 3 4 5 6 7 8
week 28 9 10 11 12 13 14 15
week 29 16 17 18 19 20 21 22
week 30 23 24 25 26 27 28 29
week 31 30 31

Nos patrocina

CLS idiomasAcademia Johana Smith

Próximos espectáculos-actividades

La Familia Addams - Mar 17 de Jul a las 20:30 - Teatro Cervantes
7º ciclo Clásicos en Verano: Romeo y Julieta - Mar 17 de Jul a las 22:00 -
Fuengirola Pop Weekend 2018 - Mie 18 de Jul a las 00:00 -
Festival Teatros Romanos - Mie 18 de Jul a las 22:00 - Teatro Romano
Ciclo Flamenco "Casa de los Navajas" - Mie 18 de Jul a las 22:00 -
Starlite. Pet Shop Boys. - Mie 18 de Jul a las 22:30 -
Fuengirola Pop Weekend 2018 - Jue 19 de Jul a las 00:00 -
Ars Delendi. El arte de destruir - Jue 19 de Jul a las 20:30 - Teatro Echegaray
Starlite.Sting & Shaggy. - Jue 19 de Jul a las 22:30 -
Fuengirola Pop Weekend 2018 - Vie 20 de Jul a las 00:00 -
Manu Sánchez. El buen dictador. - Vie 20 de Jul a las 00:00 -
La Familia Addams - Vie 20 de Jul a las 18:00 - Teatro Cervantes

Exposiciones de arte temporales

Publicitarse en Aforo Libre

Tenemos 161 invitados y 1 miembro conectado(s)