Abr 19 2013

Teatro Cervantes. 14/04/2013

Noche de blues y flamenco. Raimundo Amador y Javier Vargas. Teatro CErvantes.Blues me two times

Texto: Daniel Lozano | Fotos: Daniel Pérez / TC (excepto entradilla)

Málaga está sedienta de blues. Sólo había que echar un vistazo al teatro que contaba con un aforo completo para disfrutar de una tarde vibrante de buena música. Es curioso comprobar cómo esta ciudad gira en torno al blues de una forma tan intensa.

Más sublime aún no poder distinguir la melancolía propia de este género con la emergente del mar Mediterráneo. Un reencuentro de culturas articulados por la tristeza. Quizá haya algo de natural en ello, una justificación poética al nutrido elenco de bandas que de alguna manera u otra han marcado el pulso musical de Málaga.

Noche de blues y flamenco. Raimundo Amador y Javier Vargas. Teatro CErvantes.Referentes como Lito Blues Band, El Trío del Saco o Mama Kin, entre otros, dan fe de ello. Si a esto le sumamos iniciativas como la creación de la Sociedad de Blues de Málaga y una gran comunión entre las bandas, podemos estar de enhorabuena, a esta ciudad le queda mucha música y de la buena. Esto crea escuela y público, cada día más implicado en la oferta musical de esta ciudad y muestra de ello fue la pasión de los asistentes, que disfrutaron y rebosó un Teatro Cervantes travestido de sala de conciertos.

La tarde arrancó con la aparición de Javier Vargas que estuvo bien arropado por su banda, formada por Bobby Alexander a la voz, David Lads Sánchez a los teclados, Luis Mayo al bajo y Peter Kunts a la batería y a los coros. La propuesta convincente; con un repertorio bien rodado, sin titubeo alguno y con un gran protagonismo de la guitarra. Comenzó con dos blues de medio tempo para continuarlo con un shuffle que consiguió arrancar las primeras palmas de un público con ganas de pasarlo bien. Javier Vargas conjugó con elegancia el trémolo en su guitarra y el slide en numerosas partes del concierto y ofreció un portentoso control en el desarrollo de sus solos, siendo uno de esos músicos que consiguen que el flujo de su música realice el recorrido exacto que cualquiera de los presentes tendría en su cabeza. Todo camina con la verdad por delante, con la solvencia de un guitarra que no renuncia a la música, incluso a la hora de mostrar sus garras tanto en el timbre de su guitarra como en la culminación de sus solos. Cierto es también que esta virtud fue de menos a más, ya que en los primeros temas anduvo un poco frío.

Noche de blues y flamenco. Raimundo Amador y Javier Vargas. Teatro CErvantes.No faltó un guiño en forma de homenaje póstumo a Gary Moore, al que dedicó un tema lento en el que mostró su mejor cara de la noche. Lirismo, corpulencia, sentido y maestría en la guitarra, que tuvo destellos de enorme calidad con el bending y que lo único que le faltó para ser perfecto fue el volumen, algo excesivo para un tema tan íntimo como éste. Luego le siguió una versión de Love me two times de The Doors, cantada por el bajista con poca autoridad pero con suficiente sexo. Más tarde la banda tuvo la oportunidad de presentarse con un solo por parte de cada músico.

Aquí pudimos escuchar en primer lugar al teclista, al que durante todo el concierto se limitaron a enterrar para dejarlo asomar en algunos pasajes, empleando algún dibujo de hammond que avisaba el cambio de sección. Mera función de color en detrimento de la propia figura del músico. Es una pena desaprovechar un teclado así. Es una constante encontrar bandas de este género que sepultan las grandes posibilidades que ofrece un teclado a la hora de dar sostén a una música tan adecuada para este instrumento, que puede llevar un papel fundamental aportando colores y giros a favor del discurso de la guitarra. Lástima que para que esto ocurra haya que esperar al solo y tenga la banda la poca sutileza de bajar el volumen de forma brusca y precipitosa para que el hammond haga lo que debería haber hecho a lo largo de los temas, aunque fuese en un plano secundario (no menos trascendente e importante). Luego el bajista nos brindó un solo a lo George Benson, efectista y con más ruido que nueces. El turno del batería vino después y demostró su técnica de baquetas en un solo más pendiente del aplauso que del corazón.

Noche de blues y flamenco. Raimundo Amador y Javier Vargas. Teatro CErvantes.Llegó el turno de Raimundo Amador y los suyos. A la guitarra española y voz le acompañó Lin Cortés, Pepe Bao estuvo al bajo, Miguel Lamas a la batería y Raimundo Amador Jr. a la percusión. Está claro que la simple presencia de Raimundo llena de frescura cualquier escenario y se nota además que en Málaga se encuentra muy a gusto. A veces en la música hay que tener cuidado cuando se toca en conjunto y más cuando la mayoría de sus componentes andan sobrados de técnica y virtuosismo, ya que la propuesta gana individualmente pero pierde en colectivo. Pepe Bao es un espectáculo, pero donde está la virtud está el defecto y viceversa, y es que la naturaleza del bajo es la de dar sostén armónico y rítmico a un tema, por tanto corre peligro la firmeza de la banda si se abandona la idea de acompañar para aproximarse constantemente a la de destacar. En ocasiones eché en falta un bajo más fiel a su naturaleza pero en otras disfruté de la gran cantidad de recursos de que dispone para enriquecer armonías y crear un contrapunto muy atractivo. En fin, un bajista que en mi opinión no nos deja indiferentes, tanto para lo bueno como para lo menos bueno (cuestión de gustos).

Referente a Miguel Lamas (batería), subrayo su sonido redondo y su talento para dar equilibrio al repertorio que ejecutaba. Alardes los justos, breaks atractivos y decisión en todo momento, una extraordinaria combinación de virtudes para un baterista de buen gusto. A la otra guitarra y voz estuvo Lin Cortés, sombra inseparable de Raimundo Amador, que ocupa cada vez más sitio en el escenario, cantando gran parte de los temas que Raimundo y los suyos trajeron bajo el brazo. Es un músico con presencia, actitud y constante en su papel de acompañante, bondades más que suficientes para ser un fiel escudero. Raimundo contó con dos colaboraciones locales, la de Jesús Durán a los teclados y la de Agustín Carrillo a la flauta travesera. Ambos aportaron frescura y tuvieron bastante espacio para realizar solos, teniendo una gran acogida por parte del público malagueño.

Jesús Durán en Noche de blues y flamenco. Raimundo Amador y Javier Vargas. Teatro CErvantes.

Raimundo interpretó temas como Candela, Gitano de temporá, Ay qué gustito pa' mis orejas, El Lago (Triana) y Camarón (Pata Negra), aportando al concierto alegría, frescura y magia; pero también es justo comentar que el volumen fue algo desagradable a veces, muy alto, excesivo, fuera de lugar para el espacio que ofrece el teatro, a lo que se suma una cierta distancia entre planos que hacía que la banda no sonará redonda. Demasiada improvisación en detrimento de la solidez de una propuesta bien clara. Para terminar las casi dos horas de concierto las dos bandas subieron al escenario, y con la formación de dos baterías, dos bajos, dos guitarras eléctricas, una guitarra española, percusión y voz, los músicos se empeñaron poco a poco en buscar el lugar que les correspondía para no pisarse el uno al otro, y al segundo tema encontraron ese punto de soltura para disfrutar de la complicidad que habían conseguido. Hubo descoordinación entre bajistas, ya que durante más de la mitad del primer tema Pepe Bao estuvo medio tono abajo, creando una desafinación importante (la banda de Raimundo iba afinada un semitono descendente y no tuvo en cuenta subirlo antes de compartir escenario los dos bajistas). A pesar de todo mostraron lo mejor de sí mismos en el cierre del concierto e hicieron vibrar a un teatro

Cervantes encantado con lo que dieron dos de los mejores guitarristas de España en los últimos tiempos. Ha sido una suerte verlos juntos y mucho más el poder sentirlos en un espacio tan especial como el Teatro Cervantes. Como dijo Jimi Hendrix, "El blues es fácil de tocar pero difícil de sentir". Hasta pronto Javier, hasta la vuelta, Raimundo.

Noche de blues y flamenco. Raimundo Amador y Javier Vargas. Teatro CErvantes.


 

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Música - Jazz/Blues/Soul

CLS idiomas

Suscríbete al boletín electrónico de Aforo Libre

Lo próximo de Jazz, Blues y Soul

una mirada diferente a través de nuestros fotógrafos

 

Agenda de espectáculos

Último mes Julio 2018 Mes siguiente
L M X J V S D
week 26 1
week 27 2 3 4 5 6 7 8
week 28 9 10 11 12 13 14 15
week 29 16 17 18 19 20 21 22
week 30 23 24 25 26 27 28 29
week 31 30 31

Nos patrocina

CLS idiomasAcademia Johana Smith

Próximos espectáculos-actividades

Fuengirola Pop Weekend 2018 - Mie 18 de Jul a las 00:00 -
La Familia Addams - Mie 18 de Jul a las 20:30 - Teatro Cervantes
7º ciclo Clásicos en Verano: Romeo y Julieta - Mie 18 de Jul a las 22:00 -
Ciclo Flamenco "Casa de los Navajas" - Mie 18 de Jul a las 22:00 -
Festival Teatros Romanos - Mie 18 de Jul a las 22:00 - Teatro Romano
Starlite. Pet Shop Boys. - Mie 18 de Jul a las 22:30 -
Fuengirola Pop Weekend 2018 - Jue 19 de Jul a las 00:00 -
Ars Delendi. El arte de destruir - Jue 19 de Jul a las 20:30 - Teatro Echegaray
Starlite.Sting & Shaggy. - Jue 19 de Jul a las 22:30 -
Fuengirola Pop Weekend 2018 - Vie 20 de Jul a las 00:00 -
Manu Sánchez. El buen dictador. - Vie 20 de Jul a las 00:00 -
La Familia Addams - Vie 20 de Jul a las 18:00 - Teatro Cervantes

Exposiciones de arte temporales

Las Utopías Modernas - Centre Pompidou Málaga
Como nieve que baila. José Luis Puche - Centro de Arte Contemporáneo (CAC)
Las Utopías Modernas - Centre Pompidou Málaga
Como nieve que baila. José Luis Puche - Centro de Arte Contemporáneo (CAC)

Publicitarse en Aforo Libre

Tenemos 217 invitados conectado(s)