Feb 12 2013

Palacio de exposiciones y congresos de Málaga. 01/02/2013

Jethro Tull. Ian Anderson. Thick as a brick.Un amplio y completo reportaje de cómo Málaga disfrutó del regreso de un incombustible Ian Anderson, quien ya adelantara hace 4 décadas que era Too Old to Rock 'n' Roll: Too Young to Die!

Texto: Miguel Ángel Barba | Fotos web

Dicen los que entienden de estas cosas que la música mueve resortes, crea unos enlaces en nuestros cerebros que, como cadenas, atrapan recuerdos, esposan evocaciones, aromas y cada vez que suena saltan los resortes de antiguas sinapsis y nuestra memoria recobra el sentido cuando antiguas neuronas olvidadas vuelven a unirse.

Jethro Tull. Ian Anderson. Thick as a brick. Málaga.Viene a colación esta introducción porque el pasado viernes fui testigo de como funcionan estas conexiones y de como saltan estos resortes. Según el momento del concierto y lo que sonaba en diferentes fases del mismo, las reacciones eran similares en el público. Pero vayamos por partes. Vaya por delante que considero que esta visita a Málaga bien merece un reportaje especial, de ahí la extensión de este artículo.

A modo de preámbulo
No hemos podido acompañar este reportaje como nos hubiera gustado con una buena colección de fotos del concierto de nuestro compañero José Cortés, desde la organización se nos dijo que el grupo no aceptaba acreditaciones de medios gráficos. Es poco entendible que se nos negara acreditación para hacer fotos pero que gran parte del público hiciera fotos, algunos grabaran en vídeo y comprobar como en algunos blogs se han publicado dichas fotos.


La banda

Ian Anderson y Jethro Tull, o viceversa, se presentaban en Málaga muchos años después de su última visita. En esta ocasión  no estaban ni el guitarrista Martin Barre -inseparable hasta no hace mucho del escocés-, ni el baterista Doane Perry, pero ni Florian Opahle en la primera ni Scott Hammond en la sección percusiva desmerecen a los originales miembros del grupo, incluso apelando a las edades y al tipo de música desarrollado por la banda, se agradece en parte un músico más joven en la batería por su contundencia, recorrido y resistencia, así como un guitarra con nuevos aires, una mayor versatilidad y riqueza tímbrica; lo siento por los fans de Barre, pero pienso que este músico tiene más registros y no está tan encasillado en una forma de tocar aunque le falte la experiencia, la solera y las cadencias del primero. A rey muerto, rey puesto.

Jethro Tull. Ian Anderson. Thick as a brick. Málaga.Sí estaban  a los teclados John O´Haray y al bajo David Goodier, incombustibles como el bueno de Anderson. Había un sexto miembro en la banda, el joven vocalista y showman Ryan O´Donnell, que viene a corroborar mi anterior afirmación con el caso de la batería: con un Anderson de voz cascada y una alta exigencia en las canciones del primer Thick as a brick -las últimas composiciones, obviamente están adaptadas a su voz y posibilidades actuales-, una voz joven con una mayor gama de tonalidades y un sustituto a los continuos deambulares y saltos por el escenario habituales del de Dunfermline, el líder de la banda podía centrarse más en la flauta, su instrumento señero y concentrarse en los arpegios, acordes y rifts de guitarra. Todos los músicos estuvieron extraordinarios durante todo el concierto, alcanzando niveles sobresalientes en muchos pasajes del mismo conforme avanzaba el concierto, en el que fueron de menos a más claramente.


El concierto

Thick as a brick, el original.

Desde la misma entrada de público, los propios músicos ataviados a la antigua usanza de operarios y peones de factorías de la época del disco originario, con sus gabardinas o batas de trabajo y gorras planas, deambulando por el escenario, realizando tareas de limpieza y mantenimiento, ya creaban un cierto ambiente que facilitaba la predisposición del público a entrar en el juego.

Jethro Tull. Ian Anderson. Thick as a brick. Málaga.Tras conjurarse los músicos, reuniéndose en círculo en el centro de el escenario, al modo de equipo de rugby, dio comienzo el show. Y uso la palabra con todas sus connotaciones. Jethro Tull no es sólo música, sus pequeñas historias que conforman grandes proyectos, van tomando forma desde las primeras imágenes proyectadas y tras los acordes de obertura del tema único que conforma el álbum homenajeado. Aquel de la portada del inventado St. Cleve Chronicle & Linwell Advertiser que contenía las letras y otros aditamentos; letras que consistían en el supuesto poema cuya autoría achacaban al niño precoz Gerald Bostock, de 8 años, fotografiado en la portada del periódico recibiendo un premio.

Cuatro décadas no han dejado mella en la obra y no ha perdido un ápice de fuerza.  Ese personaje ficticio, que dio tanto juego a la banda, propicia la narración en una suerte de relato que casi sin solución de continuidad nos va regalando, una tras otra, bellísimas piezas que se conjuran con momentos brillantes, potencia y virtuosismos varios según la fase del concierto. Si bien la voz de Ian ya hace tiempo perdió impulso, consistencia y resistencia, convirtiéndose los agudos en una entelequia para sus cuerdas vocales, sus cromatismos y matices siguen regalando algunas melodías impagables. Cuando no, allí estaba  O´Donnell, maestro de ceremonias que con sus disfraces, idas y venidas, apariciones, interpretaciones y voz, ayudan a revestir al conjunto de una pátina de concierto total, como una dramaturgia bien hilvanada.

Jethro Tull. Ian Anderson. Thick as a brick. Málaga.Hay muchos que se empeñan en etiquetar la música de Jethro Tull y este disco en concreto como un trabajo de rock progresivo. Conceptualmente está más cerca de una obra sinfónica, dividida en movimientos, cada uno con un tiempo y estructura diferentes, sus allegros, sus serenatas, sus "a modo de" madrigales del Renacimiento, rondós, retazos medievales y populares, scherzos, climax... Si además se le añaden las características de letras con una continuidad histórica, cínicas y mordaces, trabajadas a modo de relato, elementos escénicos variados, apoyo visual... entonces estaremos también más cerca del concepto operístico que del rock progresivo.  Hasta un solo de batería se convierte en parte de la trama y con el acompañamiento esporádico de la flauta en un dueto. Los tempos de vals abundan en aquellas composiciones que comienzan o incluyen fragmentos con iridiscencias de folk.

Thick as a brick 2

Jethro Tull. Ian Anderson. Thick as a brick 2. Málaga.Con un pequeño descanso para dar rienda a las necesidades básicas y tras casi una hora de primera parte de concierto en la que el público había sentido esos resortes cerebrales y había coreado, bailado y aplaudido, una segunda parte en la que el grupo interpreta la nueva composición: los mismos tintes, la misma calidez de su acústica, los mismos poliritmos con cambios imposibles, la continuidad de una muy cuidada puesta en escena, habitual siempre en sus conciertos, atisbos de rock sinfónico, progresivo, folk, música antigua, manteniendo un sonido inapelable y ya con las tonalidades adaptadas a sus posibilidades vocales actuales, se comienzan a reconocer sus texturas habituales en la voz, con esos quiebros que ya no se pueden mantener, con esa dulzura rota, pero con nuevas vueltas de tuerca en su música, un poco más compleja en algunos pasajes, fácilmente reconocible en otros, pero con la familiar ondulación de sus canciones y su flauta que, a modo de olas, van y vienen evocando lo que fue y abocando al presente continuamente. El Gandalf de la flauta de rock volvía por sus fueros y sus influencias del magnífico multiinstrumentista del viento, Roland Kirk, siguen mostrándose en todo su explendor.

En esta nueva propuesta, se bordea en ocasiones los márgenes del más puro musical, siempre bajo el mismo prisma que encumbró el original y trascendiendo de aquel niño poeta, conocido como Little Milton (un homenaje al poeta inglés John Milton, El paraíso perdido), de quien se dijo que violó a una niña de 14 años -que aparece a su izquierda en la foto de la entrega del premio-. La dramaturgia continúa, la historia reverdece y nada parece caerse en la construcción global de esta obra que aunque “zoquete, denso, duro como un ladrillo” perdura y se regenera de sus propias cenizas 40 años después. Con elementos musicales similares y algunos nuevos y un proceso creativo que no parece haberse detenido en ningún momento, la amalgama de propuestas alternan la continuidad con la novedad de un modo interesante.

Pero ojo, la frialdad reinó entre el público. Al menos la expectación por conocer lo nuevo. En esta segunda parte los resortes, los enlaces y las cadenas no existían. Hubo incluso quienes, incomprensiblemente, desconectaron y se limitaron a hablar, beber cervezas... Sin embargo un nuevo guiño en forma de vuelta al principio, como para terminar comenzando, con la melodía conocida del estribillo original volvió a encender y calentar al público. Las formas que desprenden los sonidos emitidos por la flauta de Ian Anderson, pueden reconocerse, tocarse y escalar por ellas casi de la misma forma que hace unas décadas.

Este nuevo trabajo a fe mía que es muy bueno, en él no aprecio  máculas reseñables y no merece  ningún tipo de descrédito. Me parece honesto y muy trabajado. Las composiciones no son del estilo de segundas partes, de aquellas que nunca fueron buenas. Son nuevas ideas trabajadas bajo el prisma del aniversario y buscando las reminiscencias pero aportan novedades y avanzan.

Jethro Tull. Ian Anderson. Thick as a brick2. Málaga. Palacio de exposiciones y congresos. 01/02/2013.


El final

El grupo se marchó mientras recibía el caluroso, merecido y extenso aplauso del numeroso público que llenó por completo el reciento y oyó repetidas solicitudes de bis. Algunos despistados ya enfilaban hacia las puertas para evitar caravanas, cuando las notas del piano dando comienzo a una de sus más afamadas canciones, simplemente sugiriéndola,  hicieron dar la vuelta a todos. Y aquí se confirmó lo que defienden los entendidos. Cuando el rif probablemente más conocido de Jethro Tull comenzó a sonar, se desataron todas las cadenas, sinapsis, neuronas, recuerdos, evocaciones, aromas... y miles de criaturas tocaban el cielo del palacio de ferias y exposiciones en un grito unánime de Locomotive Breath. al tiempo que saltaban como posesos sintiendo en sus mentes el “aliento de la locomotora”, imparable. Probablemente si revisan las cubiertas del palacio puedan encontrar huellas de aquellos que volaron en aquel momento columpiados por el archiconocido comienzo: “the shuffling madness.... of the locomotive breath” . La décima canción del, para muchos seguidores el mejor disco de Jehro Tull, Aqualung, con esa brillante sucesión de introducción de piano en la que las fronteras entre lo clásico, lo jazzístico y lo rock se cubren de una niebla sonora que hace difícil adivinar cuando se está en qué estilo, partes suaves, melodiosas, virtuosismo a la flauta y partes hard, cumplió con creces la función de todo buen bis, que el publico se vaya tarareando, con ganas de más y con esa sensación de “pues se me ha hecho corto”. La canción que tuvo que esperar 5 años para poder ser publicada en España debido a la censura franquista, reunió a su alrededor muchas vivencias, invocaciones...

Con esto se venía a demostrar la enorme propensión a desear rememorar el pasado antes que conocer el presente, ese querer recordar y evocar, en este caso al Ian Anderson y sus Jethro Tull de antaño, no a los del futuro; un Anderson que probablemente sea uno de los escoceses más reconocidos tras el whisky, Walter Scott, Arthur Conan Doyle y Peter Pan.

Jethro Tull. Ian Anderson. Thick as a brick2. Málaga. Palacio de exposiciones y congresos. 01/02/2013.


Jethro Tull. Ian Anderson. Thick as a brick2. Málaga. Palacio de exposiciones y congresos. 01/02/2013.Jethro Tull

TAAB - Thick as a brick

Ian Anderson - Flauta, guitarrra acústica y voz
John O'Hara - Dirección musical, piano, teclados y acordeon
David Goodier - Bajo y bajo doble
Scott Hammond - Batería y percusión
Ryan O'Donnell - Voz, pregrabados y showman
Florian Opahle - Guitarra eléctrica


 

Pinchar para ver los últimos artículos del autor

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Música - Rock/pop

CLS idiomas

Suscríbete al boletín electrónico de Aforo Libre

Lo próximo de Rock, Pop, Electrónica y Nuevos Ritmos

una mirada diferente a través de nuestros fotógrafos

 

Agenda de espectáculos

Último mes Abril 2018 Mes siguiente
L M X J V S D
week 13 1
week 14 2 3 4 5 6 7 8
week 15 9 10 11 12 13 14 15
week 16 16 17 18 19 20 21 22
week 17 23 24 25 26 27 28 29
week 18 30

Nos patrocina

CLS idiomasAcademia Johana Smith

Próximos espectáculos-actividades

Passio Christi - Vie 27 de Abr a las 21:00 - Teatro Cervantes
1ª Muestra de Microteatro de Benagalbon - Sab 28 de Abr a las 00:00 -
Olga Pericet en el Teatro Ciudad de Marbella - Sab 28 de Abr a las 21:00 -
Horacio y la montaña azul - Dom 29 de Abr a las 11:00 - Teatro Echegaray
Horacio y la montaña azul - Dom 29 de Abr a las 13:00 - Teatro Echegaray
Manu Sánchez. El buen dictador - Dom 29 de Abr a las 19:00 - Teatro Cervantes
Manu Sánchez. El buen dictador - Dom 29 de Abr a las 22:00 - Teatro Cervantes
Luz Casal - Lun 30 de Abr a las 20:00 - Teatro Cervantes
Rozalén - Sab 05 de May a las 22:00 -

Exposiciones de arte temporales

Las Utopías Modernas - Centre Pompidou Málaga
El Blobterre de Matali Crasset - Centre Pompidou Málaga
El Blobterre de Matali Crasset - Centre Pompidou Málaga
Las Utopías Modernas - Centre Pompidou Málaga
Las Utopías Modernas - Centre Pompidou Málaga
El Blobterre de Matali Crasset - Centre Pompidou Málaga
Letras de Mujer -
Paisaje. Entorno y Contexto. -
El Blobterre de Matali Crasset - Centre Pompidou Málaga
Las Utopías Modernas - Centre Pompidou Málaga

Publicitarse en Aforo Libre

Tenemos 170 invitados conectado(s)