Oct 3 2018

Hector Márquez, La Esquina de los besos, Ángel Idígoras,Texto: Héctor Márquez | Fotos: La esquina de los besos

Traemos hasta nuestras páginas hoy este texto de Héctor Márquez, escrito a raíz de la polémica suscitada tras el acto vandálico que ha acabado con el borrado de La Esquina de los besos, a manos del propio autor, Ángel Idígoras. Agradecemos a Héctor su deferencia hacia nuestra revista por permitirnos compartirlo.

Pasé el miércoles pasado con mi amigo Ángel Idígoras y nuestra común amiga Marisa Del Prado hablando del mural que había hecho en Lagunillas, La esquina de los besos, antes y después del programa de radio de ésta, Las horas vivas. No he conocido jamás ninguna actividad de este artista y ser humano excepcional que tenga el más mínimo atisbo de exclusión, social, económica, política, religiosa o de género. De mi quinta es, con mucho, el ser humano más filantrópico y humanitario que conozco. Y conozco a muchas personas.

Héctor Márquez, La Esquina de los besos, Ángel Idígoras,Hoy, que en su muro de Facebook nos recuerda que hace siete años y mientras pintaba otro mural con Rockberto de protagonista -una versión previa del mismo que pintó durante la sesión que él y Javier Batanero hicieron en La Música Contada lo guardo en casa- le dio un ataque al corazón por lo grande que lo tenía y el humo de humor que le echaba de combustible, hoy, decía, anunciaba que había decidido borrar el maravilloso graffiti del barrio de Lagunillas, donde había hecho una versión de la icónica fotografía de El beso de Robert Doisneau rematada por un verso de Vicente Aleixandre que decía "la memoria del hombre está en sus besos". Las razones de la autocensura descansan en una pintada anónima en color morado donde al lado de un símbolo feminista y debajo del verso de Aleixandre alguien ha pintado "¿y la de las mujeres, dónde?", para añadir más abajo un calificativo no se sabe si a Idígoras o a Aleixandre: machirulo.

Estos días atrás Ángel y la gente del barrio de Lagunillas que le animó a pintar el mural andaban animando por las redes a la peña para que se besaran delante del muro. Parejas heterosexuales, homosexuales, lesbianas, de perro y dueño, de madre e hijos le habían hecho caso y se habían ido a juntar labios y mandar sus fotos a las redes de nuestro humorista favorito. Ángel estaba feliz. Conociéndole, sabía que pocas cosas le podían hacer sentirse más útil que habiendo puesto su talento artístico y su popularidad a un movimiento de visibilización de un barrio degradado que cada día da más gusto pasear por mérito exclusivo de sus vecinos. Sé de buena tinta que si la petición hubiese venido de sectores más influyentes y le hubiesen ofrecido una pared en el Soho, Ángel hubiese inventado cualquier amable excusa para no hacerlo. Pero ese mural del pueblo donde la gente se besaba era diferente. Ángel que es de todo menos una persona exagerada e histriónica estaba muy feliz. Jamás podría haber imaginado este desenlace.

Héctor Márquez, La Esquina de los besos, Ángel Idígoras,Yo me he enterado del caso gracias a la publicación de una muy querida y admirada amiga, poeta ella, filóloga y profesora de la Universidad, absolutamente nada sospechosa de militancia o simpatías con sector machista o reaccionario alguno. Su post ha sido sutil y contundente: "Femirulas: vuestra lucha es social y no lingüística. Por favor, entendedlo". Carmen López es asidua cliente del cariñoso y acogedor bar que disfrutaba del mural de los besos en primera línea, Las Camborias, que lleva Julia Berrocal con cariño, trabajo y mucho amor. Supongo que fueron las primeras que se dieron cuenta de la gilipollez de la reivindicante. Supongo que habrán lamentado como todos nosotros el efecto de la desacertada pintada de la compañera de género. Supongo que se habrá lamentado una vez más de cómo una lucha de derechos tan necesaria y ejemplar se esté llevando desde la memez y la ignorancia a unos terrenos donde no se consigue nada más que la evidencia del desconocimiento de las reglas de nuestra lengua. Que mire usted por dónde es materna, y no paterna.

Estado actual de La Esquina de los besos de Ángel Idígoras. Héctor Márquez.Me hubiera gustado tener a Ángel cerca para decirle que una tontería así no merecía haber vuelto a dejar en blanco la pared. Pero como le conozco sé que no hay golpe más doloroso que las insinuaciones de los tuyos o cercanos de que seas afín a lo que más detestas. Me gustaría convencerlo de que ese mural debe renacer, aunque supongo que no tendrá ahora la mano y el corazón para remakes. Que no es culpa de nadie que haya gente que aún no entiende que la memoria del hombre es la de los varones y las mujeres, la de unas y otros. Que el beso es masculino de género pero no de sexo, que es una de las maneras en la que unos y otras soltamos la lengua para no insultarnos sino acercarnos en nuestras diferencias. Y que hay tontos y tontas en todas partes. Incluso sosteniendo banderas y luchas por las que cualquier persona podría sentirse orgullosa. Y que a nadie en su sano juicio se le ocurre reivindicar en un mural de amor y conciliación una lucha sobre las igualdades. Si la RAE aboliera las formas masculinas genéricas en nuestro idioma eso no incidiría en los abusos del poder machista. A los poderosos y poderosas no les importa una mierda -o un mierdo- las declinaciones y conjugaciones mientras sigan teniendo la potestad de violar sin pena, de abusar sin culpa y de someter sin delito.

La estupidez del hombre, la humana, la de los hombres y las mujeres no se reparte en función de los cromosomas. Por favor, no nos toquéis los besos. Yo, al menos, que siempre he sido un varón muy lesbiano, me he sentido siempre un ángel fieramente humano cuando compartía labios, lengua o saliva con otras mujeres. Y, por cierto, ese es un verso de otro poeta varón, Blas de Otero. Y ojo, ya sabemos que los ángeles nunca tuvieron sexo.

Héctor Márquez, La Esquina de los besos, Ángel Idígoras,

Pinchar para ver los últimos artículos del autor

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Opinión y actualidad - Opinión

CLS idiomas

Suscríbete al boletín electrónico de Aforo Libre

una mirada diferente a través de nuestros fotógrafos

 

Agenda de espectáculos

Último mes Diciembre 2018 Mes siguiente
L M X J V S D
week 48 1 2
week 49 3 4 5 6 7 8 9
week 50 10 11 12 13 14 15 16
week 51 17 18 19 20 21 22 23
week 52 24 25 26 27 28 29 30
week 1 31

Nos patrocina

CLS idiomasAcademia Johana Smith

Próximos espectáculos-actividades

Agua, Azucarillos y Aguardiente/ Gran Antología de la Zarzuela - Dom 09 de Dic a las 19:00 - Teatro Cervantes
Mira cómo te olvido - Mar 11 de Dic a las 20:00 - Teatro Echegaray
Romeo y Julieta - Mie 12 de Dic a las 20:00 - Teatro Cervantes
La Fiesta de Siempre Así - Jue 13 de Dic a las 20:00 - Teatro Cervantes
Mira Cómo te Olvido - Jue 13 de Dic a las 20:00 - Teatro Echegaray
Mira Cómo te Olvido - Vie 14 de Dic a las 20:00 - Teatro Echegaray
Pasión Vega - Vie 14 de Dic a las 20:00 - Teatro Cervantes
Mira Cómo te Olvido - Sab 15 de Dic a las 13:00 - Teatro Echegaray
40 años de Acuario Teatro. El emocionómetro del Inspector Drilo - Sab 15 de Dic a las 18:30 - Teatro Cánovas / Sala Gades
Jane Eyre: Una autobiografía - Sab 15 de Dic a las 20:00 - Teatro Cervantes
Un Cuerpo sin Vergüenza - Sab 15 de Dic a las 21:00 - Teatro Cánovas / Sala Gades
La Magia de Alfred Cobami - Dom 16 de Dic a las 11:00 - Teatro Echegaray

Exposiciones de arte temporales

Las Utopías Modernas - Centre Pompidou Málaga
Las Utopías Modernas - Centre Pompidou Málaga
Las Utopías Modernas - Centre Pompidou Málaga
Las Utopías Modernas - Centre Pompidou Málaga
Las Utopías Modernas - Centre Pompidou Málaga
Las Utopías Modernas - Centre Pompidou Málaga

Publicitarse en Aforo Libre

Tenemos 104 invitados conectado(s)