Jun 5 2015

Teatro Para Niños. Entrevista a Marie de Jongh. Kibubu.Texto  y vídeo: José Antonio Triguero | Fotos: Facebook de la Cía Marie de Jongh

La mayoría de cosas que hacemos para los niños parten desde un voluntarismo casi paternal o tiran de ingenuidad y entusiasmo. Dos actitudes a elegir que ni escriben fino ni escriben normal, pues echan mano de estereotipos y de prejuicios de adulto.

En el teatro para niños estas actitudes son el pan de cada día. Ya en los 80, algunos nos planteábamos que excitar al crío hasta hacerle vociferar y provocar el jaleo en el auditorio preguntando ¿donde, donde?... o llenar las obras de intención demostrativa y de infantilismo en suma, era minusvalorar a los más pequeños de la manada.

Teatro Para Niños. Entrevista a Marie de Jongh. Kibubu.Para comenzar se sobrevalora el papel del juego simbólico. Los niños ya juegan con los símbolos (rosa para las niñas, azul para los niños, etc...), gracias a eso sobreviven. El símbolo es, en el mejor de los casos, un arquetipo; y en el peor, un cliché o un cosigna. La cruz es un símbolo, las cruzadas portaban estandartes repletos de símbolos, la esbástica sirvió de símbolo a los nazis y la hoz y el martillo a Stalin.

La herramientas fundamentales son las figuras estilísticas. La metáfora, la yuxtaposición, la sinécdoque o la personificación son imprescindibles para el teatro, también para el dedicado a los niños. El camino de la metáfora es el de la vida real, las figuras se proyectan sobre realidades y, por lo tanto, encuentran nuevas temáticas. En realidad son las mismas que temáticas en el teatro para adultos. En el teatro para niños se puede hablar de todo, solo hay que mirar con mucho cuidado el tratamiento. Tener en cuenta que el símbolo idealiza y que la metáfora abre ventanas suele servir de mucho a la hora de plantearse un trabajo escénico.

El uso de lugares comunes, de símbolos, de ideas preconcebidas, de modelos cinematográficos o televisivos en la escena infantil es una especie de niebla espesa hacia la evasión y el adormecimiento de unos espectadores que, en realidad, necesitan nuevas experiencias para comprenderse a si mismos y a todo lo que les rodea.

El teatro para los niños debiera ser aquél que representa un proceso, -de aprendizaje, de creación, de crecimiento- y no aquél que significa espectáculo infantiloide. El teatro es un laboratorio de la vida, un espacio para entenderse y entender el mundo. Un campo abierto a la experimentación y a la verdad.

Al contrario que en el cine, el teatro para niños no debe convertirse en un spot de larga duración ni un éxito de temporada a base de clichés y falsos melodramas, como la impertinente versión de Disney sobre “La bella y la bestia”.

El teatro para niños debe ser una alternativa a los medios audiovisuales y no su secuela. El teatro tiene que explotar su cercanía, su intimidad, su existencia real y efímera. No hay botón de pause ni de stop cuando se abre el telón.

Teatro Para Niños. Entrevista a Marie de Jongh. Kibubu.Los estímulos del teatro no crean stress en los niños y el nivel de realidad y empatía es mucho mayor que en el cine o la televisión. Otro recurso del teatro es la repetición, que afianza y reproduce las sensaciones que los espectadores tienen durante la representación.

El teatro para niños debe ser alternativo a lo puramente comercial. El reclamo inusitado de los estrenos de cine para niños contrasta con la sobriedad de la publicidad escénica. Que no nos vendan la moto.

En otoño del año pasado ABC hacía una antología de éxitos infantiles:

El primero de ellos es un mago interactuando con los niños. La magia asombra a niños y mayores pero no cuando se trata de contenidos. Convendremos todos en que el teatro es otra cosa.

El segundo que destaca ABC es la secuela-merchandising Pocoyó y sus amigos que no voy a negar que sea divertida, sobre todo para los más pequeños, pero es un show factoría configurado con el único objeto de rentabilizar la fama de la serie televisiva, como ya hicieran en su día Los Lunnis. Estos espectáculos se hacen sin mucho cuidado y por supuesto no requieren proceso ni suponen una experiencia nueva para el espectador que los deglute como si fueran hamburguesas de pollo del Mac Donald. A mi entender, suponen un engaño intencionado y masivo. En este grupo pondría incluso a los dinosaurios de Pentación  y muchos otros que cumplen una utilidad más económica que creativa.

Teatro Para Niños. Entrevista a Marie de Jongh. Kibubu.

Continúa el diario con Disney Live!: Mickey's Music Festival. Su interés es poder ver en escena a los personajes conocidos de Disney. Y se trata de sacar leche a la misma vaca y de la misma teta. Este tipo de eventos desmedidos convierten los teatros en falsos parques de atracciones donde los niños y sus padres están sentados en una butaca dispuestos a dejarse engañar en la creencia de estar viendo algo especial, cuando lo que ven no es más que el alarde de una multinacional para seguir consolidando la fidelidad de los pequeños compradores. Merchandising en vena.
Recomiendan  también La Bella y la Bestia, una verdadera historia con contenidos y metáforas. El cuento original enfrenta el miedo, la necesidad y la belleza de lo feo como momentos extraordinarios de la vida.

Lástima que Disney convirtiera la historia en una receta cursi de como la bondad está en el corazón. Estamos ante un musical para llenarse los bolsillos. Pondré un ejemplo que nada tiene que ver con el teatro pero que es esclarecedor, hay dos tipos de fisioterapeutas, unos a los que les interesa la salud del paciente y por tanto, le enseñan como mejorar y que hacer y que no en cada caso. Y luego está el fisio milagrero, el que te quita la lesión con dos pases manuales y no se preocupa de más pues sabe que la lesión volverá y tú acudirás a su consulta a apoquinar. Ese es el paralelismo entre quien produce este tipo de espectáculos y quien hace teatro para niños desde la honestidad.

Teatro Para Niños. Entrevista a Marie de Jongh. Kibubu.Por fin, en el quinto puesto encontramos a Teatro Miriñaque con Cucu Haiku que une, además de estética, nuevas tecnologías y marionetas, contenidos, metáforas y transformación en un viaje por el arco iris. Colores, músicas y estaciones sirven para disparar la imaginación de los niños que reflexionan, sin darse cuenta, sobre la vida y el mundo.

Luego cita a una banda juvenil y benéfica con un repertorio basado en Julio Verne. Y es que en el cómputo de los espectáculos para niños cabe todo. Y no dudo de que tenga interés el concierto pero me parece que reseñar una banda musical en una lista de espectáculos para niños da una idea de cuánto camino nos falta por recorrer.

El diario continúa con Peppa Pig, que como Pocoyo, toma a los niños por tontos y a los padres por pusilánimes, no creo que haya que decir más.

En el octavo lugar, El gato y la golondrina de Ribalta Producciones, está basado en un texto excepcional que plantea el amor imposible entre un gato y una golondrina. Es una versión dirigida e interpretada de cara a la galería, nada que ver con la versión de títeres de la compañía María Parrato. Y la diferencia es esencial, en la primera se trata al espectador como a un niño y en la segunda se le trata como a una persona inteligente y sensible. Os animo a ver las dos versiones en youtube, pues no me puedo extender aquí en sus diferencias.

Teatro Para Niños. Entrevista a Marie de Jongh. Kibubu.En penúltimo lugar el periódico nombra a Cantajuego, otro espectáculo donde el niño es un mero instrumento al que manipular para ganar dinero. En este caso, cumplían diez años de existencia, así que toma “viaje” por los diez años de machaque constante de canciones insulsas y bailes ridículos. Este es el tipo de show que están llenos de “color, fantasía y magia” y donde el envoltorio es mejor que el caramelo. Alienación al por mayor.

Y por último, y para cubrirnos de gloria, la lista la cierran Los pica pica, un musical lucrativo con tono de animación y que logra su objetivo, entontecer a toda la familia por igual.

Visto el panorama, es desesperanzador que de diez espectáculos recomendados por el diario en octubre de 2014, haya tan solo uno que trata de llegar al corazón y al entendimiento de los niños. Solo una obra de teatro entre secuelas, reproducciones de series, animaciones e idocia.

Elegir una buen obra de teatro para los niños es algo importante para ellos, igual que lo es no fiarse de los consejos de ABC. Ir al teatro para ver algo que sale en la tele es ya en si mismo una muestra de borreguismo que debiéramos intentar paliar por nuestro propio bien. No es malo incentivar en los niños el criterio propio y para ello no hay que esconderles nada ni pintarles el universo de color lelo.

Para despedirnos con buen sabor de boca, aquí va un ejemplo de compañía que habla a los niños de modo inteligente, ayudando al espectador a pensar por si mismos, a opinar y a sentir. El pasado domingo 10 de mayo en el Teatro Cervantes pude ver Kibubu de la Compañía Marie de Jongh y estuvimos hablando con los actores que nos contaban como el niño está capacitado para cualquier tema con el tratamiento adecuado. El autor y director Jokin Oregi, busca siempre conflictos que a los niños no le son ajenos, pues ocurren a su alrededor, y así pueden aprender de ellos. En este caso se trata de amaestrar a una fiera, un gorila, acostumbrado a la libertad. En otras obras hablan del maltrato infantil o de los abortos naturales. ¿Y por qué no?
Os dejo con la charla que tuvimos con los actores Joseba Uribarri, Ana Meabe y Javier Renobales.

Teatro Para Niños. Entrevista a Marie de Jongh. Kibubu.


Creada en 2008, Marie de Jongh es una de las compañías referentes dentro del panorama teatral familiar. Con un sello inconfundible basado en espectáculos de índole gestual, apuesta por historias delicadas, conmovedoras y emocionantes. Su gran calidad ha sido reconocida con numerosos premios hasta convertirla en un referente teatral en su categoría.

Pinchar para ver los últimos artículos del autor

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Teatro y danza - Teatro

CLS idiomas

Suscríbete al boletín electrónico de Aforo Libre

Lo próximo de Teatro

13 Dic 27 Dic
27 Dic 27 Dic

una mirada diferente a través de nuestros fotógrafos

 

Agenda de espectáculos

Último mes Diciembre 2018 Mes siguiente
L M X J V S D
week 48 1 2
week 49 3 4 5 6 7 8 9
week 50 10 11 12 13 14 15 16
week 51 17 18 19 20 21 22 23
week 52 24 25 26 27 28 29 30
week 1 31

Nos patrocina

CLS idiomasAcademia Johana Smith

Próximos espectáculos-actividades

La Fiesta de Siempre Así - Jue 13 de Dic a las 20:00 - Teatro Cervantes
Mira Cómo te Olvido - Jue 13 de Dic a las 20:00 - Teatro Echegaray
Mira Cómo te Olvido - Vie 14 de Dic a las 20:00 - Teatro Echegaray
Pasión Vega - Vie 14 de Dic a las 20:00 - Teatro Cervantes
Mira Cómo te Olvido - Sab 15 de Dic a las 13:00 - Teatro Echegaray
40 años de Acuario Teatro. El emocionómetro del Inspector Drilo - Sab 15 de Dic a las 18:30 - Teatro Cánovas / Sala Gades
Jane Eyre: Una autobiografía - Sab 15 de Dic a las 20:00 - Teatro Cervantes
Un Cuerpo sin Vergüenza - Sab 15 de Dic a las 21:00 - Teatro Cánovas / Sala Gades
La Magia de Alfred Cobami - Dom 16 de Dic a las 11:00 - Teatro Echegaray
40 años de Acuario Teatro. El emocionometro del Inspector Drilo - Dom 16 de Dic a las 12:00 - Teatro Cánovas / Sala Gades
La Magia de Alfred Cobami - Dom 16 de Dic a las 13:00 - Teatro Echegaray
El Mesías de G.F. Händel - Lun 17 de Dic a las 19:30 - Teatro Cervantes

Exposiciones de arte temporales

Las Utopías Modernas - Centre Pompidou Málaga
Las Utopías Modernas - Centre Pompidou Málaga

Publicitarse en Aforo Libre

Tenemos 136 invitados conectado(s)