Oct 7 2023

Silvia Pérez Cruz, Teatro Cervantes, Ciclo Singulares, Bori Albero, Carlos Monfort, Marta Roma, Toda la vida un día, 04/10/2023. Teatro Cervantes. Ciclo Singulares.

Texto: Carlos Guerrero | Foto: Daniel Pérez / TC

Sílvia Pérez Cruz presentó el pasado miércoles dentro del Ciclo Singulares Toda la vida, un día, su último álbum, en un Teatro Cervantes lleno que ya había colgado el cartel de no hay billetes semanas atrás.

Se acompañó del trío musical formado por Carlos Monfort al violín, Marta Roma al violonchelo y Bori Albero al contrabajo quienes de a poco cambiarían sus instrumentos habituales por la batería, los teclados, sintetizadores varios o trompetas. Esta formación virtuosa pretendía, según nos hizo saber Sílvia, condensar la vasta producción de arreglos registrada en estudio, por la que pasaron hasta 90 músicos diferentes. Y damos fe de que la adaptación en vivo no desmerece a la versión editada, más bien gana por lo crudo de la propuesta y por obra y gracia de quienes pisaron el escenario.

Silvia Pérez Cruz, Teatro Cervantes, Ciclo Singulares, Bori Albero, Carlos Monfort, Marta Roma, Toda la vida un día, Palabra de Jorge Drexler: «Si quieres que algo se muera, déjalo quieto». Sílvia Pérez Cruz lo sabe y por eso sus conciertos son siempre deliberadamente cambiantes; distintos sus directos entre sí, los que gira tras su más reciente publicación, pero también distintos en sí mismos por su naturaleza de recital cambiante y versátil. Es el leitmotiv, el fin último que persigue sin escatimar en talento que justifique los medios. Conmovernos, seducirnos, darnos la vuelta como a un calcetín y que por todo ello salga una persona distinta por la misma puerta del teatro por la que entró.

En su madurez vital, la cantante derrocha musicalidad, talento, inspiración y desparpajo en las tablas. Su personalidad arrolladora embauca con espontaneidad al oyente menos predispuesto a corear sus estribillos. Salpica su actuación de anécdotas que ayudan a entender mejor el universo sonoro que nos presenta y su discurso hila canciones impeliendo al público a que sea partícipe de lo que allí ocurre, a que se sume a la fiesta que tan cuidadosamente nos ha preparado. No se escapa detalle, vestuarios bellos y audaces, cuidado sonido e iluminación, todo suma en un concierto sublime. Hasta la formación romboidal que adopta el cuarteto musical durante gran parte del concierto está felizmente pensada para nuestro regocijo.

Los versos de Salir distinto en la garganta de Sílvia rompieron el silencio anhelante que llenaba la sala. «Que yo prefiero el desastre, y escucharte sin prejuicios», toda una declaración de intenciones en estos días en que el diálogo nace muerto por las posturas preconcebidas y la cerrazón de las partes. Con su sonrisa indeleble, la cantante recoge su guitarra y se sienta delante del trío para dar los primeros acordes de Ell non vol que el món s'acabi, inicio del movimiento dedicado a la infancia, el primero de los cinco que componen Toda la vida, un día –cual sinfonía clásica– y que pudimos escuchar casi en su totalidad y sin apenas cambios respecto a la grabación más allá de la citada reducción instrumental. El resto de movimientos, la juventud, la madurez, la vejez y el renacimiento fueron llegando a medida que transcurría el concierto, canción tras canción, cada cual con su color en escena, ahora el amarillo para pasar después al azul y así continuar con el verde, el negro y al fin el rojo en una suerte de sinestesia que ayuda a entender mejor cada bloque, ya de por si peculiar en lo musical, en lo compositivo y lo interpretativo.

Silvia Pérez Cruz, Teatro Cervantes, Ciclo Singulares, Bori Albero, Carlos Monfort, Marta Roma, Toda la vida un díaHechos los leves ajustes requeridos desde la mesa de sonido para evitar un exceso de graves que no empañó el trabajo del técnico, y tras las presentaciones oportunas siguió La flor y Els dracs busquen l'abril, esta última dedicada a sus tres Glorias, hermana, madre y abuela quienes poseen la fortuna y virtud de nunca ver marchitar sus flores, ahí es nada.

Aterrados abrió el movimiento dedicado a la juventud. El cambio de timbre nos habla de una etapa convulsa. El contrabajo transmutado en sintetizadores, el violín en batería y el cello en teclado arropan una amalgama de voces distorsionadas que Sílvia va montando en capas en un coro de ultratumba cargado de angustia y desazón. En Sin y Sucio la cantante nos sorprendió embocando el saxofón, instrumento al que dedicó buena parte de su vida durante los estudios de conservatorio que cruzaron su vida y la de Albero

La madurez, el tercer movimiento nos trajo sosiego, canciones más reposadas, como Ayuda, cantada al alimón con Monfort. Antes volvimos a escuchar los versos del inicio del concierto en la acuciante Salir distinto. En Mi última canción triste, Sílvia arrancó la ovación del público para una de esas mujeres poderosas que los continuos viajes a Sudamérica le han puesto en el camino, Natalia Lafourcade. También hubo elogios para Liliana Herrero ya en el cuarto movimiento dedicado a la vejez en Toda la vida, un día, corte que da nombre al disco. Incluso se acordó Sílvia de un grande malagueño, el saxofonista Enrique Oliver. Tiene buen gusto la de Palafrugell.

Ya en el movimiento final, en el renacimiento, sonó la que puede ser la composición más inspirada y delicada de todo el compendio, Nombrar es imposible. Con el público en pie y aplaudiendo a manos llenas, Sílvia volvió sola al escenario para, guitarra en mano, regalarnos la bellísima Mañana (así, con todas sus aes), lo más parecido que tiene a un hit, y un Pequeño vals vienés, el himno lorquiano musicado por Cohen, que se paseó por los acordes de Mechita y Amor del Bo.


Silvia Pérez Cruz, Teatro Cervantes, Ciclo Singulares, Bori Albero, Carlos Monfort, Marta Roma, Toda la vida un día

Toda la vida, un día

Sílvia Pérez Cruz voz, guitarra, teclados y sintetizadores

Carlos Montfort violines, percusión y coros

Marta Roma violonchelo, trompeta y coros

Bori Albero, contrabajo y coros


Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Música - Del Mundo/cantautores

una mirada diferente a través de nuestros fotógrafos

 

Videosaludos

Juan Echanove

Nos patrocina


Academia Johana Smith

Turismo Sostenible

Asociación Almijara

Exposiciones de arte temporales

Y además, en Aforo Libre

Publicitarse en Aforo Libre

Tenemos 267 invitados conectado(s)